Este miércoles la derecha convocó a diversas manifestaciones en todo el país, en un nuevo intento desestabilizador, que culminaron en hechos violentos, en su mayoría contra las autoridades que buscaban mantener la calma y cumplir con el orden público.

El ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, informó este miércoles durante un contacto telefónico con Venezolana de Televisión, que falleció el oficial José Alejandro Molina Ramírez de la Policía de Miranda tras los hechos violentos de la derecha ocurridos entre los kilómetros 14 y 15 de la Carretera Paramericana.

Reverol detalló que un grupo simpatizante de la derecha se encontraba en la Panamericana trancando la arteria principal y el cuerpo policial, en cumplimiento con sus funciones, intentó dispersar la concentración, cuando los manifestantes comenzaron el ataque con armas de fuego, lo que dejó sin vida al oficial Molina Ramírez.

Además, producto de este hecho hay dos oficiales heridos; uno por arma de fuego y otro por objeto contundente.

Informó también que en el Municipio Maracaibo, del estado Zulia, en la Circunvalación 1 “un grupo de personas no identificadas, en compañía de funcionarios de la policía del municipio San Francisco accionaron objetos contundentes y armas de fuego, donde hay tres ciudadanos heridos por arma de fuego y uno por objeto contundente. Afortunadamente los cuatro están fuera de peligro, en condiciones estables”.

Se ordenó, dijo Reverol, la intervención del Cuerpo de Policía Municipal de San Francisco y la destitución de su director, para que sea sometido también a la investigación del MP.

Anarquía y caos

Asimismo, miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) denunciaron los hechos ocurridos en la avenida Bolívar de San Carlos, estado Cojedes, donde un grupo de opositores, encabezados por Alexander Mireles y el exalcalde Ramón Moncada agredieron a tres dirigentes de la Jpsuv, indica una nota de prensa de la Gobernación.

El enlace municipal de la Jpsuv, Jeanfranco Pinto, señaló que los agresores atacaron a los jóvenes con cabillas, tubos y piedras, dejándolos mal heridos, lo que ameritó que fueran ingresados a la emergencia de adultos del Hospital General de San Carlos.

Asimismo, en Nueva Esparta la confrontación por parte de grupos violentos se llevó a cabo en las adyacencias de la plaza Hugo Chávez, ubicada en la avenida La Auyama, indicó el coordinador de la Jpsuv en la entidad, Kendy Graterol, quien también rechazó el clima de violencia que se generó este miércoles en horas de la tarde.

Graterol relató que los individuos intentaron ingresar violentando el cordón de seguridad que está en dicha área, situación que generó un conflicto que dejó un saldo de dos efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) heridos.

En Carabobo dirigentes de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) generaron anarquía y caos en la ciudad de Valencia, capital del estado, durante las marchas opositoras registradas este miércoles. El secretario de Seguridad Ciudadana de la entidad, Carlos Alcántara, exhortó al alcalde encargado de Valencia, Santiago Rodríguez, a acudir ante el Ministerio Púbico (MP) para responder por la situación registrada en la capital carabobeña.

Alcántara señaló que las referidas marchas se salieron de los parámetros de la autorización concedida por la autoridad municipal y lamentablemente, “sus organizadores no pudieron controlar a los elementos generadores de violencia, que terminaron generando caos y anarquía”.

En Amazonas, la directora General del Gabinete Cultural del estado, Yuri Patiño, fue violentamente agredida por adeptos del partido político de derecha Voluntad Popular, que arremetieron contra el pueblo revolucionario que se congregó desde las ocho de la mañana en la plaza Bolívar de Puerto Ayacucho, en defensa de la Constitución y la paz.

En clara violación de las leyes

La derecha cerró el paso de vías públicas en varios estados y usó la violencia para amedrentar a revolucionarios y a las fuerzas de seguridad, tal es el caso del estado Trujillo donde se concentraron frente a El Murachi, en Valera, y en la ciudad de Trujillo, así como en Rubio, estado Táchira, y en otras localidades del estado andino donde la oposición hizo uso de barricadas para impedir el libre tránsito.

En Táchira también grupos extrema derecha propinaron daños a la Universidad Nacional Experimental del Táchira y a la Universidad Bolivariana de Venezuela.(UBV), ambas casas de estudios superiores están ubicadas en Pueblo Nuevo, San Cristóbal.

Y en Barrio Obrero grupos violentos atacaron la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE). Rompieron vidrios de la oficina comicial, a pesar del resguardo de la GNB, cuyos funcionarios tuvieron que hacer uso de gases lacrimógenos.

Mientras que en Mérida, se registraron enfrentamientos entre la Policía y grupos violentos de la derecha en el Casco Central, con saldo de una patrulla quemada. La marcha de la oposición se desvió de la ruta establecida y fue entonces cuando se generó el enfrentamiento.

Lo mismo ocurrió en Aragua, donde unidades de la ruta 121 de TransAragua fueron atacadas con piedras en la avenida principal de Caña de Azúcar, municipio Mario Briceño Iragorry. A los buses les rompieron los vidrios. También reportaron un ataque al sistema de transporte articulado en Maracay, a la altura de la avenida Mariño en la Constitución.

La situación se repitió en Falcón, Guárico, Anzoátegui y Lara, donde la derecha se enfrentó con la GNB y causó daños a las vías públicas.

AVN/

COMPARTIR