Vladimir Padrino López, el titular de Defensa, anunció que el Plan Zamora a partir de este miércoles pasará a una segunda fase en el estado Táchira, ante la escala de la violencia opositora en la región.

Al menos 2.000 funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y 600 tropas de operaciones especiales reforzarán las acciones de seguridad y defensa de la paz en la región. “En más estricto apego a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el respeto a los Derechos Humanos”.

En rueda de prensa Padrino López rechazó los hechos registrados este martes de asedio a estaciones policiales y el ataque a una instalación militar en donde hace vida el “grupo de artillería de campaña Vasquez” del Ejército Nacional Bolivariano, con sede en San Cristóbal.

El ataque fue realizado por al menos 100 personas, quienes lanzaron bombas molotov las cuales están “dirigidas a donde están bombonas de gas. ¿Ustedes se imaginan que una bomba molotov puede ocasionar en una bombona de gas, donde hay municiones, explosivos, armas, en pleno centro de la ciudad?”, fustigó Padrino López.

Lamentó el nivel de terrorismo que aplican los factores violentos e instó a rechazar la actitud violenta y terrorista promovida por la oposición venezolana.

Finalmente llamó a los sectores políticos quienes realizan llamados a mantenerse en las calles a asumir su responsabilidad y su intensión de quebrantar el orden constitucional .

COMPARTIR