El pueblo arveleano y de todo el estado Barinas acompañó a la familia Chávez Frías en el último adiós del Camarada Revolucionario Aníbal José Chávez Frías, hermano menor del Gigante de América, uniéndose a este terrible dolor que envuelve al glorioso pueblo de Sabaneta, el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, quien junto a la Primera Combatiente Cilia Flores y el alto mando militar, brindaron un hasta siempre al Alcalde Bolivariano.

Durante su intervención en el homenaje póstumo realizado en la Casa de la Cultura de Sabaneta, el presidente Nicolás Maduro resaltó la solidaridad de todo el pueblo revolucionario  en esta  hora dolorosa, “al alcalde Aníbal Chávez lo conocimos al calor de la batalla, en aquellos años 94 y 95 donde nos tocó junto al Comandante Eterno Hugo Chávez recorrer Venezuela (…) siempre es doloroso despedir a un camarada, un hombre de vanguardia sin vacilaciones de ningún tipo, hermano donde quieras que estés misión cumplida”, dijo.

El primer mandatario nacional instó a seguir con el compromiso revolucionario de estos hombres que desaparecieron físicamente, “el alcalde Aníbal Chávez fue un digno representante de una familia que nos ha dado lo más grande, nuestro redentor, el Comandante Supremo Hugo Chávez”.

Finalmente el presidente Nicolás Maduro, dio un último abrazo de condolecía a los familiares del alcalde Aníbal Chávez, asegurando que la patria ha perdido físicamente a uno de los mejores alcaldes que ha tenido Venezuela, “hasta la victoria siempre. Que Dios te bendiga hermano viviéremos y venceremos por ellos y para siempre”.

Una vez  culminada la  capilla ardiente  en la  Casa de la  Cultura de Sabaneta, escenario  donde autoridades nacionales, regionales y militares junto al pueblo arveleano y de  municipios vecinos dieron su  última despedida,  el cuerpo del camarada Aníbal Chávez, recibió cristiana sepultura en horas de la tarde del día de ayer en  el  cementerio Virgen del  Real de la ciudad capital.

La pérdida de un hombre bueno debe lamentarse

Con lágrimas y sentimientos encontrados, el pueblo de Sabaneta dio su último adiós al alcalde revolucionario Aníbal Chávez, donde se refleja el amor de la gente por un hombre cabal, bueno, que cumplió el legado de igualdad, equidad y justicia social del Comandante Eterno.

COMPARTIR