En cadena de radio y televisión, el presidente Nicolás Maduro, anunció que decretó “una reestructuración absoluta y golpe de timón en Pdvsa para romper la corrupción y la burocracia”.

Durante al acto que encabezó con trabajadores petroleros dijo que decidió que la clase obrera pase al mando de la compañía estatal “a todo nivel”.

“Debemos crecer en política energética y los trabajadores de Pdvsa tienen una gran responsabilidad en eso”, agregó.

Maduro encargó al presidente de Pdvsa, Eulogio del Pino, instalar una comisión de políticas transformadoras concretas “sin irnos por las ramas”.

Dentro de la reestructuración, el jefe de Estado señaló que es necesario promover la investigación para la sustitución de importaciones.

Asimismo, elevar la producción petrolera autónoma “y cuidar que no nos roben la producción petrolera. Sé lo que estoy diciendo, tengo pruebas, de una manguera que desconectan por aquí y ponen por allá”, apuntó.

Según Maduro, desde el Ejecutivo ahora tendrán “cero tolerancia con la corrupción y la traición” en torno a la industria petrolera venezolana.

Su aspiración es alcanzar una etapa que sea superior a todo lo que se haya venido antes. “Una Pdvsa indestructible. Pido unión, integración, comprensión, convencer al que no esté convencido, motivar al que este desmotivado, incorporar al que esté de vago”, agregó. Agencias

COMPARTIR