El gobierno de Mauricio Macri aceptó este miércoles el pedido de los clubes de rescindir el contrato de derechos de televisión que sostenían desde 2009 el Estado y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), y avanza la privatización que incluiría la llegada del magnate estadounidense Ted Turner.

“Aceptamos el planteo (de rescindir el contrato del Fútbol para Todos con AFA) que hace el 95 por ciento de los clubes de Primera División y varios del Nacional B, obviamente, abriendo una instancia de diálogo que piden para evaluar los tiempos y la forma”, explicó el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, en un comunicado de prensa.

“No obstante, el gobierno insistirá para que hasta 2019 la gente siga viendo los partidos de la misma manera que hoy, sin tener que pagar costos adicionales”, puntualizó el texto enviado a la prensa por la Presidencia.

El Fútbol para Todos (FPT) fue una política insignia para ganar voluntades políticas y popularidad durante el anterior gobierno de la presidenta Cristina Kirchner (2007-2015, peronista de centroizquierda).

Aquel contrato entre el gobierno y la AFA que llegaba hasta 2019, pasará ahora a ser historia.

La llegada del gobierno del presidente Macri, líder de una alianza de centroderecha, puso su impronta también en el fútbol con la llegada de la publicitada Superliga, un modelo europeo, similar al de la Liga de España.

Hace apenas una semana, las autoridades ofrecían “más dinero” para los clubes dentro del marco del FPT si se aprobaba la Superliga, según una fuente de la negociación.

El nuevo campeonato finalmente logró 70 votos a favor y uno en contra.

Ahora, los propios dirigentes admiten por lo bajo tener una “oferta superadora” y nombran incluso al empresario Ted Turner pero que todavía no está plasmada en el papel.

En tanto, el lunes pasado, los miembros de la flamante Superliga pidieron al gobierno rescindir el contrato con la AFA, lo que fue aceptado este miércoles.

Las consecuencias políticas de la crisis en la AFA, cuya selección es la número 1 del mundo de acuerdo al ránking de la FIFA, alumbran a una reprivatización de los derechos de transmisión por TV de los torneos locales.

Pese a lo expresado por el gobierno en el comunicado, la gratuidad para los televidentes sólo está garantizada hasta diciembre del 2016.

El gobierno de Macri cortó hace tres meses los fondos del FPT a los clubes lo que generó situaciones de emergencia en algunas entidades que se inclinaron por la opción oficialista con la expectativa de agilizar el flujo de dinero.

COMPARTIR