El expresidente brasileño Luis Ignacio Lula da Silva asomó la posibilidad de ser candidato presidencial para el año 2018 en Brasil y rechazó las acusaciones de corrupción en su contra.

“Si pensaban que por perseguirme o por perseguir al PT (el izquierdista Partido de Trabajadores) evitarían que yo fuera candidato en 2018. yo no era candidato, pero se han convertido en mi principal gancho electoral”, dijo Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente brasileño.

En su discurso, que duró una media hora, Lula destacó los logros sociales de sus dos gobiernos (2003-2010), en particular la reducción de la pobreza y la expansión de la educación.

“Probé que es posible cambiar la historia de este país”, sostuvo.

Al son tambores y bengalas el pequeño grupo reunido frente a una iglesia de la zona oeste de Río, vitoreó al exmandatario de 70 años a quien se le acusa de corrupción y lavado de dinero. Agencias

COMPARTIR