El representante del Vaticano destacó que el debate fue constructivo y respetuoso, “ambas partes reflejaron los temas que consideraron de importancia”, y se comprometieron en revisar los siguientes puntos:

– Primero: compromiso conjunto para el mantenimiento de la paz y el entendimiento entre los venezolanos.

– Segundo: fue acordado entre ambas partes la revisión de la situación de las personas privadas de libertad.

Tercero: el caso de los diputados del estado Amazonas.

– Cuarto: cronograma e institucionalidad electoral y respecto a los procesos electorales previstos en la constitución.

– Quinto: funcionamiento y autonomía de los poderes públicos y respeto de sus respectivas competencias constitucionales.

– Sexto: compromiso conjunto para mejorar las condiciones de abastecimiento de alimentos y medicinas.

– Séptimo: explorar alternativas que conlleven la acción conjunta de los órganos del Estado para atender los temas económicos más urgentes.

– Octavo: formulamos votos para que los problemas de los venezolanos se resuelvan en el marco de la soberanía nacional, agradeciendo altamente el acompañamiento internacional en apoyo de este diálogo político”.

El representante del Vaticano manifestó que ambos sectores se comprometieron a disminuir el tono del lenguaje del debate político. El secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, anunció que el 11 de noviembre será la próxima reunión en un sitio de Caracas que será acordado por las partes.

UN/

COMPARTIR