La Organización Mundial de la Meteorología (OMM) anunció que la presencia de gases de efecto invernadero en la atmósfera batió récord durante el 2015.

La concentración de CO2, alcanzó 400 partes por millón (ppm), de acuerdo al boletín que pública anualmente el organismo.

Por eso, el científico abogó por que se establezcan objetivos vinculantes de reducción de emisiones de CO2 para todos los países con el objetivo de “ir de las palabras a los hechos”.

El problema de fondo, dijo, “es la voluntad política”, pues hay soluciones para reducir las emisiones, y “podemos actuar”, enfatizó.

Pero hoy la Organización Meteorológica Mundial (OMM), en 2015 la marca de als 400 ppm fue generalizada, global y, a pesar de los cambios estacionales, el CO2 no ha bajado.

“El Niño ha desaparecido, pero el cambio climático sigue”, advirtió Taalas.

Los niveles han alcanzado 400 ppm en algunos lugares y meses, pero “nunca antes en una base de media mundial para todo el año”, dijo la WMO en un boletín anual de gases de efecto invernadero.

El Niño, que empezó en 2015 y continuó este año, produjo grandes sequías en regiones tropicales y redujo significativamente la capacidad de las selvas y bosques del planeta de absorber naturalmente el CO2, lo que hizo que este permaneciera en mayores cantidades en la atmósfera.

Según los datos de la OMI, entre 1990 y 2015 se produjo un aumento del 37% del forzamiento radiactivo, como se conoce al efecto de calentamiento causado por la acumulación de estas substancias derivadas de actividades industriales, agrícolas y domésticas.

“El verdadero problema es el dióxido de carbono, que permanece en la atmósfera durante milenios y aún más en los océanos”.

El CO2, que se produce por quemar combustibles fósiles como petróleo, carbón y gas, contribuye en una proporción del 76 por ciento a los gases de efecto invernadero.

Por ello Taalas reitera que si no se hace nada para controlar el CO2, la temperatura promedio en la Tierra aumentará dos grados centígrados por encima de los niveles de la era preindustrial. Agencias

COMPARTIR