Los diputados a la Asamblea Nacional, Julio Cesar Reyes y Freddy Superlano lucen desenfocados, amarillos y jipatos, presumiéndose que los mismos estén padeciendo alguna enfermedad rara, síntomas que hacen suponer que son víctimas de una diarrea fuerte o malos olores.

De esta manera lo expreso la licenciada Lolimar Adán quien condeno las conductas necrofílicas de estos seudo dirigentes que azuzan al pueblo a la protesta y luego los dejan para que sean carne de cañón.

Son unos cobardes, se esconden detrás de las redes sociales y medios impresos para amenazar y lanzar todo tipo de improperios contra el humilde pueblo, perdieron la credibilidad y más aun perdieron la confianza que en su momento los compatriotas depositaron en ellos.

El paro convocado por la Mud fue una demostración más de la nula aceptación que tienen estos mercaderes de la política, que solo buscan un muerto que justifique sus apetencias de poder, señalo Lolimar Adan.

En el estado Barinas nadie se paro, dijo la dirigente del Psuv, el comercio abrió sus puertas sin ningún contratiempo, los niños acudieron a sus clases con toda normalidad, los barineses y venezolanos somos amantes de la Paz, es por ello que rechazamos las conductas presentadas por estos apátridas, dijo.

En su pronunciamiento la reconocida dirigente exhorto al Obispo de Barinas para que se dedique al trabajo desde el altar y no esgrima conceptos políticos que convoquen a la desobediencia del pueblo, de lo contrario recibirá el mismo tratamiento y será considerado heredero allupcista

PPsuv/

 

COMPARTIR