Ante las pruebas presentadas por el Ministerio Público, fue condenado a 18 años de prisión el conductor José Luis Silva (37), luego de admitir antes del inicio de la audiencia de juicio, su responsabilidad en el tráfico de 164 panelas de cocaína, con un peso total de 110 kilos.

El decomiso lo realizaron efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana el 11 de octubre de 2011, en un punto de control ubicado en Atarigua, municipio Torres del estado Lara.

El fiscal 11° de esa entidad federal, José Ramón Fernández, ratificó los órganos de prueba contra el conductor por incurrir en el delito de transporte ilícito agravado de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, previsto y sancionado en la Ley Orgánica de Drogas.

La admisión del hecho se produjo en el Tribunal 3° de Juicio de Lara, instancia que condenó a Silva y fijó como sitio para el cumplimiento de la pena el Internado Judicial de San Felipe, en el estado Yaracuy.

El día del hecho, el hoy condenado llevaba la droga oculta en un doble fondo que se encontraba debajo de la plataforma del camión 350 que conducía. Los efectivos al hacer el hallazgo de la cocaína, detuvieron a Silva y lo colocaron a la orden del Ministerio Público.

COMPARTIR