Un grupo de venezolanos, que ya no residen en el territorio nacional y que en el pasado ocuparon altos cargos en instituciones y empresas estatales del país, están detrás de la decisión que tomó el banco estadounidense Citibank esta semana de cerrar en 30 días las cuentas del Banco Central de Venezuela y la del Banco de Venezuela.

Así lo informa la página web Con el Mazo Dando, al difundir un reporte de un “Patriota Cooperante” que detalla que el exdirectivo de Pequiven y actual presidente de Citibank para Latinoamérica, Francisco Aristigueta; el exdirectivo de Pdvsa, actual presidente de Citibank Colombia, Bernardo Chacín; el político adeco, Armando Durán y Juan Carlos Sosa quien en Miami está vinculado a Venamcham, forman parte de la conspiración financiera.

El “Patriota Cooperante” afirma que estos individuos “están muy vinculados con las acciones adoptadas por el Citibank, en la que decidieron suspender las cuentas del Banco Central de Venezuela y Banco de Venezuela”.

El pasado lunes 11 de julio, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció que la decisión tomada por la institución bancaria estadounidense forma parte del asedio financiero que desde ese país aplican contra la tierra de Bolívar.

COMPARTIR