En los próximos días se realizará el traspaso

I

Estimadas lectoras y lectores disculpen la demora en la escritura de esta extraña crónica-boletín, es que estar en la Isla de Margarita, a la orilla del mar y no observarlo de día sin ningún tipo de maquillaje y de noche igual que una bella dama cuando se pone su traje de estrellas y misterios, no tratar de entender los mensajes que traen cada una de sus ola es un delito que no se debe cometer, el mar tiene una energía magnética que atrae a las mujeres y hombres que buscan consuelo y ayuda.

Bajo el cielo estrellado y la brisa fresca de la playa Bayside escribí estas notas que nacieron del impulso de unas manos que hace días querían comunicarlas, cuando el hombre de letras acostumbrado a su arte no lo ejerce por cierto tiempo pierde destreza y la conexión creadora entre la palabra y el escritor -Discúlpenme los escritores por incluirme en su gremio-.

Voy a tratar de contar lo que pude ver durante mi estancia en el Campamento por la Paz y el Futuro de la Revolución, realizado en la Isla de Margarita, Estado Nueva Esparta en conmemoración del 8vo Aniversario de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela 2016 (JPSUV), los días 13, 14, 15, 16, 17 y 18 de septiembre.

Lento pero seguro empezaron a llegar a la sede estadal del PSUV en Barinas los militantes que viajarían a la perla del Caribe, Margarita. Mientras se llegaba la hora de partir las y los jóvenes se agrupaban, conversaban, jugaban dómino, debatían de política. En la cocina las camaradas Zoil Hurtado y Flor Valera cocinaban las ricas arepas rellenas con queso y mucho amor que fueron parte del sustento alimenticio durante las 14 horas de periplo que nos separaban de la estación del ferry en el estado Anzoátegui.

Muy pocos pudieron dormir durante el viaje –yo fui uno de esos- , en el auto bus que me toco viajar las horas fueron una fiesta, las y los camaradas bailaban en el pasillo las canciones que con no mucho agrado colocaba el chofer del auto bus, risas, gritos, alegría, gran expectativa era lo que podía respirar desde mi asiento en donde me mantuve viendo el camino que íbamos dejando atrás.

El amor se siente cuando es de verdad sincero, y sinceras fueron las consignas: “¡Saludo solidario y revolucionario! ¡Viva Chávez!” Con que nos recibieron en el terminal de ferrys las delegaciones de otros estados que ya habían llegado al galpón que se convirtió en nuestro hogar común por espacio de seis horas mientras esperamos la embarcación Virgen del Valle II. Durante la espera una improvisada tarima desde donde se organizó la entrega de la logística y el orden dentro de las instalaciones del terminal, se convirtió en el espacio de conciertos, donde el barines Gregory Duque con su hip hop puso a bailar a los presente y a hacer más amena la espera.

II

En el cielo se pintaban algunas nubes y las aguas del puerto que se mantenían en calma presagiando la paz con que con que se desarrollaría el campamento. Después de la breve espera de seis horas, breve porque los jóvenes espíritus guerreros de la JPSUV tienen la paciencia del Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías, logramos abordar el ferry Virgen del Valle II, desde la distancia los militantes de la JPSUV tenían cierto parecido a la tripulación de Pedro Pérez Delgado cuando tomo por asalto al Masparro, y de cerca esa imagen se confirmaba.

Todos buscaban las ventanas para ver el gigante de los misterios, nuestro Mar Caribe, otros se tomaban fotos, yo me dedique a leer a mi escritor favorito José Martí. La noche y el mar se hicieron uno, apenas se sentía el movimiento del ferry sobre las aguas, los guerreros caídos del Gramma cuidaron nuestro transitar hacia la isla, por ratos apartaba la mirada del libro y lo que veían mis ojos eran soldados, mujeres y hombres que tomaríamos la Isla de Margarita por asalto.

Las mesas del lujoso ferry estaban repletas de grupos que mataban el tiempo jugando ajedrez, otros cartas y otros en círculos de lecturas, la discusiones sobre políticas eran de alto nivel, no importaba la mirada del otro grupo de tripulantes que viajaban a la isla por cuenta propia, de las cuales algunas eran de desprecio hacia el grupo revolucionario, miradas que también descargaban con frases en contra del proceso Revolucionario algunos trabajadores de El Virgen del Valle II.

III

A las 11:00 PM del miércoles 14 de septiembre 2016, llegamos al campamento, 10.000 jóvenes chavistas y revolucionarios en las inmediaciones de la paradisiaca playa Bayside, 10.000 Chávez frente a nosotros, mi pluma no puede lograr plasmar la belleza de esa visión, al igual que el amanecer que veía cuando escribía mis notas en el cuaderno, no creo que exista un pintor que plasme la combinación de colores que iluminaron mis hojas de papel.

En el campamento había un laberinto de carpas y de día y noche era una fiesta, pero una fiesta con orden y tareas, porque no se fue para allá solo a bañarse en la playa –aunque un grupo minoritario solo se dedicó a esa actividad durante los cinco días de campamento-, fue uno a la Perla del Caribe también a formarse ideológicamente, a conocernos los que no nos conocíamos, a reencontrarnos los que ya se conocían.

Tal orden había en el campamento que a las seis de la mañana se escuchaba el toque de diana, la gran mayoría se levantaba de sus carpas y el cansancio y sueño huían espantados de los cuerpos al entonarse las gloriosas notas del himno nacional y el himno del PSUV en cada joven mujer u hombre presente en el campamento, que hermosos eran los gestos, las miradas, las posturas firmes al cantar ambos himnos, a simple vista se notaba que los sentían en las viseras.

Cada mañana y cada tarde durante los días que duro el campamento se realizaron talleres de formación con personalidades políticas de primer nivel, que con sus discursos y preclaras ideas se conectaron con los jóvenes de las distintas delegaciones de la JPSUV. La Agenda Económica de Venezuela, el contexto geopolítico ante la cumbre de los países no alineados, la ideología bolivariana y las reservas petroleras del país, las relaciones exteriores, la historia como arma de la Revolución son solo algunos de los temas que se dieron en la parte de formación.

Para la sección de formación se prepararon cinco toldos donde fácilmente entraban sin problema 1000 personas, los cuales nunca llegaron a llenarse, lo que demuestra que todavía tenemos fallas en nuestra formación -y las distintas responsabilidades dentro del campamento no son excusas, porque no siempre estuvimos ocupados-, cada día grupos de distintos estados hacían acto de presencia en el espacio de formación. Se entraba con el calor  y el olor del agua salada, y se salía con el calor de la Revolución en el pecho, y el perfume de la esperanza del presente y futuro brillante de la Revolución Bolivariana que da el conocimiento cuando se le busca con verdadero aprecio.

Los cargos políticos son excesos que insultarían la moral de nuestros ponentes de punta, los cuales sacaron horas de su complicado tiempo para compartir con los jóvenes presentes en el campamento: Carmen Meléndez, Aristóbulo Isturiz, Elías Jaua, Freddy Bernal, Diosdado Cabello, Tanía Díaz, Andreina Tarazon, Xoan Noya son solo algunas y algunos de los soles que vinieron a iluminar a otros soles más jóvenes, y siempre se tornará con más brillo la luz de los soles jóvenes cuando aprenden de unos que tienen más milenios de vida.

Pero la formación no se queda solo ahí, en esos cinco toldos, caminando por entre el laberinto de carpas se escuchaba a los militantes de la JPSUV intercambiando ideas sobre la política y los políticos, de personajes históricos, de las acciones que llevan a cabo en cada uno de sus estados, es una autoformación colectiva que no la detiene el calor, porque si hay calor se meten en la playa y continúan con la conversa. ¿Existe un taller formativo más hermoso?

La pereza es la muerte de un revolucionario, y la pereza se combate con tareas que hay que cumplir, ninguna delegación estuvo ociosa, desde trabajo voluntario en la cocina donde un ejército de cocineras y cocineros preparaban el desayuno, almuerzo y cena para más de 10.000 personas, en el cual participamos muchos y desde aquí hay que agradecerles a todos los encargados de la logística en el campamento por su importante labor. Otros se encargaban de recoger la basura de la playa, ninguna delegación dejo de hacer su trabajo voluntario, dejando claro la calidad de los militantes de la JPSUV.

IV

10.000 jóvenes chavistas y revolucionarios tomamos Margarita por asalto, con nuestras consignas y pasos de vencedores el viernes 16 de septiembre caminamos hasta la redoma donde se debelaría una estatua del Comandante Hugo Chávez. Durante nuestro trayecto por las casi diez cuadras desde los edificios sacaban banderas para saludarnos, y también algún opositor nos gravaba y tocaban sus cacerolas que eran silenciadas con diversas consignas entre las que más se repetía: ¡Y va a caer, y caer esa asamblea va a caer! ¡Chávez los tiene locos! Que glorioso, seguramente el Comandante las escuchó allá en el cielo.

La estatua es de un color dorado opaco, con la mano derecha apuntando hacia el cielo y la palma abierta, el pie derecho adelante doblada levemente la rodilla y la pierna izquierda recta, con la mirada del Comandante hacia la eternidad y la paz. El sol se escondía de pena al ver las Banderas de los distintos países de los países no alineados saludando la gran concentración de voluntades chavistas que le gritaban al mundo si a la paz, si a la vida después de cada intervención de los cancilleres y personalidades presentes en la tarima.

El 17 todo el mundo se despertó temprano se alisto para salir a los distintos puntos rojos que habían en la avenida Bolívar de Margarita donde se repartieron las diferentes delegaciones, desde las ocho de mañana y durante siete horas estuvo la delegación de Barinas sin perder el ánimo, los que son más enérgicos se destacaron inventado nuevas consignas, haciendo coreografías llamando la atención pues, los lideres no se hicieron esperar, entre ellos el más destacado en ese momento y que le puso orden y colorido a la toma fue el joven poeta Juan Guevara.

Las cacerolas y los insultos de militantes de la oposición fueron cosa normal durante el tiempo que estuvimos en ese punto rojo, pero a cada insulto diez consignas, y a cada cacerolazo cien consignas más. Valor y voluntad chavista se demostró en cada uno de los puntos, cómo no recordar a los camaradas de Caracas que se subían a las busetas a repartir periódicos del CuatroF, y también a divulgar los logros de la Revolución.

10.000 Jóvenes chavistas y revolucionarios tomamos Margarita por asalto, esas imágenes no se olvidaran, como tampoco se olvidaran los opositores que viven al lado del sector donde se realizo el campamento la magnitud de las fuerza de la JPSUV a nivel nacional, algunos disociados de esas residencia tiraban metras hacia las carpas y hacían cacerolazos en las noches que no se escuchaban por el efecto de las consignas de los militantes chavistas, así que no se defendió la Revolución Bolivariana de Venezuela solo en la calle, también se  hiso en el interior del campamento y con la dignidad que nos representa.

V

Los lideres se hacen notar más en los momentos de presión, son los que resuelven con ayuda de todos, los que fomenta el desarrollo adecuado de las actividades, y en cuanto al equipo estadal de la JPSUV Barinas desde la salida hasta el retorno se colocaron encima de sus hombros la responsabilidad de alimentación, salud, movilización y agitación de más de cien personas, eso demuestra el brillo de su capacidad y responsabilidad organizativa. Naybeth Berrios, Bryan Rondón, Víctor Hugo, Juan Guevara y Edgar Castillo están demostrando con el despliegue de sus capacidades un liderazgo prometedor en el ambiente político del Estado Barinas, más aún en el nacional con su ejemplo revolucionario.

VI

La Perla del Caribe, la Isla de Margarita se despidió de nosotros a las cuatro de la tarde del domingo 18 de septiembre 2016, desde la embarcación El Croazia Jet, vimos como cada vez se hacía más pequeña la bella figura de la isla que durante nuestra estancia no dejó que callera ni unos sola gota de lluvia sobre el campamento. El cansancio se alojaba en nosotros, que de una u otra forma no éramos los mismos, estos días en la Isla de Margarita redescubrimos la fuerza de la Juventud del Partido Socialista de Venezuela, y nuestras posibilidades de crecimiento si logramos una mejor organización para el trabajo.

Álvaro Samuel

alvaro.samuel1984@hotmail.com

latrincheranoticias.wordpress.com

COMPARTIR