En el marco de la sección de confidenciales, el periodista José Vicente Rangel, a través de su programa José Vicente Hoy, expresó que desde el gobierno de España se han especializado en difundir información contraria a Venezuela

“La campaña mediática que existe la alimenta el gobierno de Rajoy, el cual utilizó el recurso para afectar electoralmente a la fuerza emergente representada por el partido Podemos en alianza con otros factores de la izquierda, pero los temas específicos relacionados con la grave situación social y económica de España son ignorados”, dijo.

“Está demostrado que la burocracia de la OEA, el aparato administrativo que dirige el secretario general, tiene una posición claramente antivenezolana, que en el fondo busca el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro.

“La campaña mediática que existe la alimenta el gobierno de Rajoy, el cual utilizó el recurso para afectar electoralmente a la fuerza emergente representada por el partido Podemos en alianza con otros factores de la izquierda, pero los temas específicos relacionados con la grave situación social y económica de España son ignorados”, dijo.

En cuanto al tema del diálogo en Venezuela el periodista expresó que ante las presiones que hay dentro del país y en el exterior a favor del mismo hay que discutir los grandes temas nacionales.

Dijo que en la MUD, que hasta ahora habían mantenido “una posición de rechazo”, consideran que el tema hay que analizarlo a fondo para impedir quedar como movimiento hostil a una demanda de encuentro de tal envergadura.

“Hasta ahora el sector dentro de la MUD más recio a aceptar el diálogo es Acción Democrática y su vocero Henry Ramos Allup”.

En otro orden de ideas, destacó que “está demostrado que la burocracia de la OEA, el aparato administrativo que dirige el secretario general, tiene una posición claramente antivenezolana, que en el fondo busca el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro”.

“Es lo que explica la conducta de Luis Almagro y la manera como éste es secundado por los funcionarios que le sirven incondicionalmente”, dijo.

Agregó que “por eso el responsable de asunto jurídicos de la OEA, el uruguayo Jean Michel Arrighi, declaró de manera insólita que la carta democrática había sido activada en la reunión de la OEA del pasado 23 de junio en Washignton, cuando ocurrió todo lo contrario, ya que lo acordado fue que se tomara nota y por consiguiente fuera archivado el tema planteado por Almagro”, puntualizó.

 

COMPARTIR