El diputado de Primero justicia, Julio Borges, exigió este martes al gobierno la liberación “de todos los presos políticos” con la mediación del Vaticano.

Borges manifestó, en nombre de la Unidad, que  “sea una liberación plena, sin excepciones”. Cabe preguntarse sí en su lista de deseos está la liberación de los confesos criminales Lorent Saléh y el descuartizador militante de Voluntad Popular José Pérez Venta.

Otra de las interrogantes surgen de las palabras de Borges en el hemiciclo asamblearia es, ya que habló como jefe de la fracción parlamentaria de Unidad, si en verdad habla por toda la MUD o solo por AD, UNT y PJ, toda vez que Voluntad Popular y otros 15 partidos de la coalición opositora se separaron públicamente de la iniciativa de diálogo.

Finalmente, tales peticiones lesionan la separación de poderes que existe en Venezuela. Desde tal aseveración poco puede hacer el Ejecutivo Nacional en caso de las personas que han sido procesadas y condenadas con sentencia firme de los tribunales de la República Bolivariana de Venezuela.

 

DF/MUD/

 

COMPARTIR