El jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano en la mesa de diálogos de La Habana Humberto de la Calle puso su cargo a disposición del presidente, Juan Manuel Santos, tras el triunfo del No en el plebiscito celebrado el pasado domingo.

Con esta decisión de la Calle asume su responsabilidad política por la derrota en las urnas de los acuerdos de paz y dijo que “la paz no está derrotada y está dispuesto a seguir trabajado desde donde corresponda”.

Las declaraciones se dieron desde la Casa de Nariño (sede de Gobierno), minutos antes de salir haciaCuba en compañía del comisionado de paz, Sergio Jaramillo, para reencontrarse con los negociadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) y determinar qué sucederá de ahora en adelante.

El 50,21 por ciento de los colombianos votaron No, con una diferencia de apenas 50 mil votos respecto al Sí. Este resultado tumba el acuerdo de paz y abre un interrogante sobre el camino a seguir, si bien las FARC han aclarado que “usarán solamente la palabra como arma”.

TS/RM

 

COMPARTIR