Representantes del gobierno de Colombia y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) instalarán hoy en este país sudamericano la fase pública de las conversaciones de paz, para poner fin a un conflicto armado de más de 50 años.

 

El lugar escogido para la instalación formal de los intercambios es la Hacienda Cashapamba, propiedad de la Pontificia Universidad Católica de Ecuador, ubicada en la parroquia Sangolquí, al sur de esta capital.

La agenda, definida desde marzo del año pasado en un encuentro en Caracas (Venezuela), consta de seis puntos: Participación de la sociedad en la construcción de paz, Democracia para la paz, Transformaciones para la paz, Víctimas, Fin del Conflicto e Implementación.

El equipo negociador del gobierno del presidente, Juan Manuel Santos estará liderado por el exministro Juan Camilo Restrepo e integrado por la extitular de Ambiente Luz Helena Sarmiento, el mayor general (r) Eduardo Herrera Berbel, así como los especialistas Alberto Fergusson, Jaime Avendaño y María Alejandra Villamizar.

Por el ELN estará como jefe negociador Pablo Beltrán, a quien acompañarán Aureliano Carbonel, Gustavo Martínez, Bernardo Téllez y Consuelo Tapias.

Los diálogos fueron pactados, luego de solucionar diferencias y cumplir condiciones impuestas de ambos lados desde octubre pasado, cuando estaban inicialmente previstas las negociaciones.

Cuando todo parecía estar en orden para iniciar la fase pública, el gobierno colombiano condicionó las reuniones a la liberación del exasambleísta Odín Sánchez, mientras que los guerrilleros pidieron el indulto de algunos de sus miembros.

Después de un período de silencio, en enero último las partes anunciaron al mundo que cederían a esas condiciones e iniciarían los diálogos formales el día 7, en este país, que debe ser la sede permanente de las citas.

En las conversaciones participan además del anfitrión Ecuador, otros cuatro países en condición de garantes (Chile, Cuba, Noruega y Venezuela).

Un acuerdo sería el elemento que resta para comenzar el camino hacia la paz definitiva en Colombia, donde se viven enfrentamientos armados por alrededor de 53 años, los cuales han costado severos daños materiales y humanos a esa nación, pero también perjuicios a los estados vecinos, sobre todo en las zonas limítrofe.

PL/arc/ scm

COMPARTIR