Representantes gubernamentales, de las FARC-EP y observadores de la ONU iniciaron hoy sus labores conjuntas en esta capital como parte del mecanismo tripartito que estará encargado de verificar el cese el fuego bilateral y la dejación de armas.

 

Según la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, integrantes de ese aparato laborarán desde el lunes en cinco sedes regionales ubicadas en Florencia (Caquetá), Popayán (Cauca), San José del Guaviare (Guaviare), Valledupar (Cesar) y Villavicencio (Meta).

Los miembros de esa delegación comienzan a supervisar el silenciamiento de los fusiles decretado desde finales de agosto por el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), además emprenden tareas de planeación y coordinación en las zonas y puntos donde esos insurgentes empezarán el desarme y su preparación para reintegrarse a la vida civil, precisó la misma fuente.

Esta labor constituye garantía inicial para todos los colombianos y evidencia que se avanza en lo acordado y aprobado unánimemente por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, informó el general Javier Pérez, coordinador del mecanismo tripartito.

La organización multilateral financiará y dirigirá la misión política, conformada por observadores de países latinoamericanos y caribeños, los cuales junto a delegados del Gobierno y del movimiento guerrillero comprobarán el cumplimiento de ambas fases: el cese el fuego bilateral y el desarme.

El pasado lunes en Cartagena de Indias el presidente Juan Manuel Santos y el líder de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, suscribieron el Acuerdo Final mediante el cual ambas partes se comprometen a terminar un conflicto bélico, prolongado durante más de medio siglo.

Dicho documento es resultado de casi cuatro años de diálogos en la capital cubana, garante de ese proceso.

Unos siete millones de colombianos permanecen desplazados de sus lugares de origen a consecuencia de la confrontación y 45 mil están desaparecidos.

El registro general de víctimas incluye a 300 mil muertos.

mgt/ap

COMPARTIR