Un feroz enfrentamiento mantienen Franklin Hernández (Franklin Masacre) y Nelson Barreto (El Ratón) por el control de la Penitenciaria General de Venezuela (PGV). Tal situación tiene en zozobra a los familiares de los reclusos.

Los dos pranes de la cárcel ubicada en San Juan de los Morros (Gua), se disputan la suma de 23 millones 785 mil bolívares que recolectan semanalmente producto del “impuesto de vida” cobrado a los reos. Quienes no pagan son mutilados.

Fuentes internas dijeron que Franklin Masacre no es un preso de esa cárcel; pero se metió a la fuerza para huir de los operativos policiales que lo buscaban en La Guaira (Var).

“Aquí llegó con cinco más”, dijo el informante, quien destacó que el sujeto impuso sus reglas y destronó al Ratón, a quien grabaron cuando se quejaba de su derrota. Allí admite múltiples asesinatos.

Preso que no paga la causa lo mutilan

El Ministerio Penitenciario rescató a 411 privados de libertad que estaban en una improvisada celda de castigo diseñada por el pran de la Penitenciaría General de Venezuela (PGV) conocido como Franklin Masacre, dijeron fuentes del sistema de justicia.

La celda estaba situada en El Trillo, un área apartada del penal que queda en San Juan de los Morros (Gua), donde “Franklin Masacre” tenía confinado a los privados de libertad que no pagaban la causa, una especie de impuesto por vivir que actualmente es de Bs 2.500 semanales. El rescate fue ejecutado sorpresivamente hace dos noches por el Grupo de Respuesta Inmediata de Custodios (Gric) del Min-Penitenciario. La gran mayoría de los reclusos rescatados presentaban mutilaciones o perforaciones en pies, manos, piernas y brazos.

El sanguinario. “Franklin Masacre”, también conocido como Franklin La Guaira, es señalado como el autor de todas esas lesiones. El sujeto aplica la “técnica del pingüino” a los presos “morosos”. Esto es, les ordena juntar las manos como si fueran a rezar y montar un pie encima del otro. Luego unir manos y pies. Al tener las cuatro extremidades juntas, asesta un solo tiro que perfora pies y manos, según testigos. A otros les mutila partes con un hacha caliente. Los reos mutilados fueron atendidos por un equipo multidisciplinario.

Hace dos días, “Franklin Masacre” lanzó una amenaza a las fuerzas del orden público. “Caramelos no les vamos a tirar”, dijo el sujeto a unos medios que estaban en los alrededores de la PGV. Una abogada que acompañaba a un grupo de familiares fue quien llamó al pran y puso el celular en alta voz para la declaración.

Gobernador pidió calma

El gobernador de Guárico, Ramón Rodríguez Chacín, pidió a la población no hacerse eco de los rumores que circulan en redes sociales desde el martes pasado. “No a los rumores”, escribió Chacín en su cuenta de Twitter. La defensora del pueblo de Guárico, Beatriz Higuera, ha estado atendiendo con un equipo a los familiares de la población penitenciaria apostada en las puertas de la PGV. Mientras, ayer prosiguió el operativo de búsqueda de las 84 granadas que hurtaron del fuerte Conopoima, situado en la capital guariqueña. Funcionarios de la Guardia Nacional y la Dirección de Contrainteligencia Militar rastrean los barrios aledaños a la PGV.

CthA7quWgAAR2jc

CtckvaXWAAAYilc proxy (1) proxy

UN/DF/

COMPARTIR