En el programa “Soy lo que somos” que conduce la ministra de Cultura, Alejandrina Reyes, el presidente del Instituto Nacional de Capacitación Educativa y Socialista (Inces), Winkleman Angel, destacó la extraordinaria respuesta de la juventud venezolana al plan Chamba Juvenil, iniciativa del presidente venezolano Nicolás Maduro para dar capacitación a jóvenes y permitirles tener su primer empleo. Señaló que 388 mil jóvenes se han registrado en la página web www.inj.gob.ve del Instituto Nacional de la Juventud, que coordina el plan con la rectoría de Pedro Infante. Se les está convocando en grupos de 50 mil.

Llamó a registrarse en dicha página web: de allí recibirán un mensaje de texto y se les convoca a un curso de sensibilización de 3 días. El primer día conversarán sobre el “sueño que significa para un joven incorporarse al trabajo”. El segundo día se habla de la esperanza y el tercer día conversarán sobre el futuro y la paz.

Recordó que el Inces nació hace 58 años del pensamiento de Luis Beltrán Prieto Figueroa, para desarrollar la formación y capacitación, pero su intención original fue tergiversada y la institución fue usada para formar la “mano de obra barata” para los centros de formación del capitalismo.  Recordó su experiencia personal: él fue rechazado por el sistema universitario a pesar de haber intentado ingresar en numerosas ocasiones, pero aprendió en el entonces Ince y de allí pudo ingresar a trabajar en la banca.

El presidente del Inces indicó que la institución ha regresado al pensamiento original de Prieto Figueroa gracias al nuevo rumbo que le dieron los presidentes Hugo Chávez y Nicolás Maduro, y recordó que la ley obliga a toda empresa con más de 15 trabajadores a contribuir con el Inces y contratar aprendices.

Ángel recordó la visita de la ministra al Centro de Formación e Innovación Gastronómica Wadäka (“El árbol de los frutos de la vida”) en Los Cortijos, en el este de Caracas, un espacio recuperado por la Revolución Bolivariana para formarse en áreas asociadas al  sector turismo, entre ellas la gastronómica y los panaderos.

Allí también hay una línea textil. Dio por ejemplo el caso de la maestra Petra, quien tiene 37 años formando en diseño de ropa y vestidos. “Como ella, tenemos miles de saberes que tenemos en todos los espacios. En Cultura tenemos unos saberes extraordinarios. Hay miles de cultores y trabajadores de la cultura, técnicos, luminitos, trabajadores en los teatros”.

Recordó que el Inces tiene una línea de acreditación y certificación de saberes que permite ubicar a “maestros pueblo” y reconocer su sabiduría producto de años de trabajo y experiencia.

Indicó que está abierta la invitación a todas y todos los grandes conocedores y maestros en sus áreas y profesiones a incorporarse al Inces en iniciativas extraordinarias. Por ejemplo, el Inces cooperará con el Ministerio de la Cultura en la recuperación de los espacios del Eje del Buen Vivir, y el desarrollo de espacios que permitan el encuentro de las y los caraqueños. “No podemos permitirnos espacios que queden vacíos”, enfatizó, y dijo que estos son espacios ideales para quienes vengan del plan Chamba Juvenil.

La ministra Reyes invitó a acercarse al Inces de Los Cortijos y “ver cómo los aprendices hacen cosas realmente hermosas”. Señaló que, a través de los gabinetes culturales del Ministerio, se les dará más apoyo.

COMPARTIR