El fiscal federal Juan Pedro Zoni imputó este martes al ministro de Finanzas, Luis Caputo, por la emisión de un bono a 100 años que podría haber implicado un perjuicio al Estado argentino.

Zoni le pidió al juez federal Ariel Lijo que investigue la operatoria y realice una serie de medidas y diligencias para recabar información sobre la emisión de los bonos en cuestión.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, profundizó hace una semana su política de endeudamiento para financiar déficit fiscal y compromisos presupuestarios al emitir un papel por 2.750 millones de dólares que vence en 2117 con un interés de 7,9 por ciento.

Macri lleva emitidos bonos por más de 65.000 millones de dólares en 18 meses de Gobierno, según consultoras privadas.

Diputados del Frente para la Victoria, liderados por Darío Martínez, presentaron una denuncia contra Macri y parte de su gabinete por la colocación de un bono.

Para los denunciantes “este fenomenal perjuicio descrito por el Estado es equivalente al fabuloso beneficio que obtienen los inversores que en un lapso mínimo de una hora desde el lanzamiento de este bono por parte del Gobierno Nacional ya lo habían adquirido en su totalidad, excediendo tres veces con sus ofertas la cifra ofertada”.

El editor de Economía del Financial Times realizó una encuesta a través de Twitter en la que consultó cuál era “la locura más grande” en materia financiera a escala mundial. El bono a 100 años de Macri arrasó: obtuvo el primer lugar con el 69 por ciento de los votos.

El funcionario encargado de la deuda rechazó las críticas del kirchnerismo por la política oficial de endeudamiento con un discurso con acento de campaña electoral al señalar que la administración anterior “pagaba una tasa de 15 por ciento a Venezuela” contra el 7,91 del reciente bono a 100 años, título por el cual el funcionario será investigado ahora por la Justicia.

Caputo afirmó que “el tamaño de la deuda no es problema” porque Argentina tiene una deuda con el sector privado más bajo de Latinoamérica, “la oposición trata de engañar, no le importa la gente sino tratar de volver al poder”.

COMPARTIR