El abogado constitucionalista, Hermann Escarrá, reiteró que el objetivo estratégico de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) “es la paz, el diálogo”. Afirmó que antes de convocarse el proceso se reunió con actores “de alto nivel de la MUD que querían participar, lamentablemente al final no se pudo”.

También aseveró que con la aprobación de la ANC “no está plateando” la eliminación de la estructura de gobernaciones y alcaldías, “la Constituyente tiene límites, además la gente habla como si ya fuera una realidad absoluta”, señaló en entrevista.
—¿Qué tipo de elección vivirá el país el próximo 30 de julio con el llamado a votar por una Constituyente? 
—Como todo proceso constituyente democrático tiene que ir a una elección, en este caso de circunscripciones territoriales y por sectores cómo ocurrió también en 1999, aunque en ese tiempo hubo un sólo sector  que era los pueblos indígenas (…). Pienso que si de verdad se ilusiona, como debe hacerse al pueblo de Venezuela, seguramente tendremos una alta votación, una alta legitimidad y unas bases  inconmovibles para poder avanzar en lo que es el objetivo estratégico que es ganar la paz, luego lo que tiene que ver con la reorganización de la Constitución, la incorporación de nuevas normas, títulos y capítulos, con un debate superior nacional en el ámbito de la Constituyente que terminará en la aprobación o no aprobación de la Constitución que la Asamblea Constituyente presente (…).

—¿Aunque la oposición no participe? 
—(…) En el plano académico y teórico en la Constituyente no tiene que participar ni la oposición, ni el Gobierno, o los partidos políticos, sino  de manera directa con voto universal y secreto los ciudadanos que son los que le dan legitimidad a ese proceso.
Ahora bien en la realidad, yo trabajé  hasta donde  pude para que altas figuras de la oposición (participarán) estuvieron a punto, la verdad (…).
Lo que si es cierto es que figuras intermedias en los municipios, en los estados, se incorporaron y se postularon (…) claro está que no se puede obligar a nadie, se abrieron los espacios, se dialogó con grupos y personas de altísimo nivel de la MUD (…) pero al final no se logró (…). Muchos actores la oposición querían participar, me lo dijeron, hasta nos pidieron tiempo, esperamos dos semanas, y tuvimos que convocarla.

—¿Por qué Constituyente y no elección de gobernadores antes?  
—Que yo sepa ya fijaron las elecciones regionales para el 10 de diciembre de 2017 y en dos meses van las candidaturas a las gobernaciones, el otro año viene la elección presidencial y seguramente la municipal. Ahora  de ninguna manera esas elecciones son más importantes que la Constituyente que es un hecho extraordinario, tratado así por la Constitución y, obviamente, esa iniciativa tenía que tener una fecha anterior al proceso de regionales.

—¿Con la Constituyente  se eliminará la figura de gobernadores y alcaldes?
—Eso no está planteado, además la gente y yo respeto las opiniones, habla de la Constituyente como si fuera una realidad absoluta, no, hay límites (…) no es que Constituyente es algo absolutizado; por el contrario, dónde quedan los principios y valores, los derechos internacionales, humanos, las libertades fundamentales.

—La propuesta presidencial se hace en un momento de una tensa crisis política, ¿esa situación puede  frenarse la Constituyente ? 
—La única forma es que nadie vote, no hay otra posibilidad (…) En la Constituyente del 98 y 99 fue así (de confrontación política) en la del año 47  fue un poco más grave, claro una situación distinta, Rómulo Betancourt había llegado por un Golpe de Estado, presidía la Junta de Gobierno que es la que convoca la Asamblea Nacional Constituyente y allí estaba muy polarizado y divido el país, lo mismo en otras, la de menos fue la de 1811  (…).

—¿Por qué propone retomar  el sistema bicameral en la AN?  
—Va a ayudar a la representación de cada uno de los estados y no transferir las competencias del Senado al Consejo Federal de Gobierno, en articular mejores principios democráticos y federal, entre otros aspectos. Eso fue un grave error, tres veces salimos a defenderla y tres veces perdimos, pero allí había hasta gente de la revolución, como Isaías Rodríguez, que defendían el esquema bicameral y lo defienden (…).
Quedamos siendo un sistema federal sin representación federal en el Poder Legislativo Nacional. (El sistema bicameral agilizaría) el tema de las propuestas legislativas, el control, la forma de integración de las cámaras (…).

—¿Sectores de la oposición aseguran que con la elección Constituyente vendrá más violencia? ¿Cómo se imagina  el país un día después de esos comicios?
—Yo no lo creo, como se ha visto  la oposición ha ido perdiendo calle, movilización, la gente no está de acuerdo con la violencia, a  esto habría que agregarle  que el Presidente (Maduro), sin plantear la Constituyente, sólo tenía como salida constitucional declarar el Estado de Conmoción interna previsto en la Constitución; sin embargo, optó por el camino de la Constituyente como forma de diálogo superior(…). Eso va a depender  del liderazgo,  la capacidad de entenderse con el otro, con la disidencia, con quienes le impugnan, eso es verdad, pero la corriente histórica está orientada al diálogo y la paz.

 

—¿Por qué no se hace la consulta de los términos de esta elección?
—La consulta previa a la elección no está prevista en los artículos 347, 348, y 349 de la Constitución (…) la gente se confunde porque cuando Chávez hubo una consulta, si, pero cuando eso no había una Asamblea Nacional Constituyente, no había ninguna norma, planteamiento, conseguimos una norma por allí en el Consejo Nacional Electoral y se decidió consultar hechos trascendentales de la nación y de allí nos agarramos para consultar la Constituyente, hoy están las cuatro formas de convocarlas y hay un tema de interpretación constitucional  (…).

—¿Faltan más de 40 días para la elección Constituyente y ya hay  encuestas que estiman 85% rechazo de la población? 
—Yo hablaría de la paz, la reconciliación, la concordia a partir de las diferencias (…) Cuando fui a la Constituyente (en 1999) me llamó la atención que todas las encuestas me colocaban en el último lugar(…) y saqué casi 4 millones de sufragios, no se puede creer en eso (…) Este tema está muy manipulado y la verdadera encuesta será el 30 de julio.

—¿El rechazo viene hasta de la Fiscal de la República, la exdefensora del Pueblo? ¿Qué opina de esas posturas?
—(…) Igual que en el pasado, todo el poder constituido estuvo contra la Constituyente, menos el Ejecutivo (…) Creo que hasta la Constitución que ahora todos defienden, incluso quienes la negaron, ha colaborado para que en Venezuela hayan límites en este desbordamiento frente a la convivencia social y política que hay que retomar.
Con respecto a la Fiscal,  digo que le tengo respeto a su magisterio, la conozco, no sé si ella será amiga mía ahorita, pero yo soy amigo de ella, la aprecio, lo único que debo decir es que debe revisar bien las acciones jurídicas porque he notado en las  últimas hay contradicciones muy serias para el nivel que ella tiene (…) esto lo que demuestra es que hay división de Poderes.

—El discurso de algunos dirigentes chavistas suena  retador sobre la Constituyente. ¿Cómo lo percibe usted, hasta se amenaza  con retirar a la Fiscal Luisa Ortega Díaz si la aprueba?
—En televisión un muchacho  valioso, Miguel Pérez Pirela, decía que debemos hacer una autocrítica, de no seguir en ese tema de agresividad, además, sin saber cómo va ser esa Asamblea Nacional Constituyente, y qué va a decidir.
Yo comparto eso. Hay que ilusionar a la gente con la verdad y para eso no podemos, nadie, ni de un sector, ni de otro, agrediendo con palabras o estar buscando confrontaciones irreductibles. Al final eso no es Constituyente, la Constituyente es crear la estructura de la nación con el consenso de todos los sectores.
Panorama/

COMPARTIR