Las autoridades de Haití informan que hasta 350.000 personas necesitan ayuda tras la tormenta más poderosa y devastadora formada en el Atlántico desde 2007, la que provocó aproximadamente 1000 muertos en el país. Al mismo tiempo, los propios haitianos y las organizaciones locales piden que no trasladen donaciones a la Cruz Roja estadounidense.

“Muchos de ustedes van a preguntar ¿de qué manera se puede ayudar a Haití? No den dinero a la Cruz Roja Americana”, escribe en su twitter una de las activistas locales.

La confianza en la organización cuya sede se ubica en EEUU fue socavada tras el reporte de 2015 publicado por la agencia de noticias independiente ProPublica y la estación de radio NPR. Según el texto, la Cruz Roja Americana cobró hasta 500 millones de dólares de donaciones y se comprometió a construir 700 edificios en Haití, devastado por el terremoto de 2010. Sin embargo, debido a una mala gestión despilfarró esa cantidad y construyó solo seis casas.

Respondiendo a las acusaciones del informe, la Cruz Roja estadounidense lo calificó de “decepcionante”.

“Cuando el terreno no estaba en condiciones para construir nuevos edificios allí, la Cruz Roja ofreció un espectro de soluciones inclusive reparaciones, subsidios de alquiler, readaptación de los edificios existientes, cumpliendo nuestro compromiso de asegurar que decenas de miles de haitianos volvieran a sus casas”, declaró la organización.

Según los últimos datos, el número de las víctimas mortales en Haití tras el paso del huracán Matthew ronda las 1.000 personas.

La ONU llamó a los países donantes a recoger 119 millones de dólares para prestar ayuda a los ciudadanos haitianos afectados por el huracán. Venezuela y Cuba ya han enviado médicos a la devastada nación, con la que se muestran solidarias personas de todo el mundo. Por ejemplo, la cantante colombiana Shakira, hizo una importante donación de $15 millones para aliviar los daños en el país caribeño.

agencias/

COMPARTIR