Este lunes se cumplen 202 años de la Batalla de Urica, suscitada en la parroquia homónima que se localiza en el municipio Pedro María Freites, de la zona centro del estado Anzoátegui, donde fueron derrotados los ideales realistas de José Tomás Boves, quien falleció en la contienda.

El combate se desarrolló con la participación de más de 11.000 soldados, entre los que destacan 4.200 patriotas, comandados por José Félix Ribas y José Francisco Bermúdez; y 7.000 realistas, liderados por Boves.

Esta lucha fue de gran ofensiva de patriotas contra realistas, donde además se contabilizaron numerosas bajas de oficiales al concluir la misma.

Boves, también conocido como Urogallo, León de Los Llanos y la Bestia a Caballo; resultó muerto luego que el General Pedro Zaraza, quien también participaba en la cruzada, le clavara su lanza patriota tras acercársele cuando el realista intentaba dominar a su caballo.

El Libertador Simón Bolívar al conocer la muerte de José Tomás Boves dijo que era “la cólera del cielo que fulmina rayos contra la Patria (…) un dominio de carne humana, que sumerge a Venezuela en la sangre, en el luto y la servidumbre”.

El año 1814 fue el final de la Segunda República y el impulso de los patriotas para afianzar la causa independentista, frente al impero español. Agencias

COMPARTIR