Caracas, 13 de Sep (DF).- “El gobierno de Venezuela enviará el día de mañana (miércoles) una comisión de diálogo encabezada por Jorge Rodríguez (dirigente chavista); sí va a haber diálogo”, confirmó el presidente Nicolás Maduro el martes en la noche, durante una reunión con su gabinete.

Casi simultáneamente, la MUD informó que aceptaba la invitación de Medina y del exjefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

“Se ha decidido enviar una delegación para reunirse con el presidente Medina (…). La invitación del presidente Danilo Medina NO representa el inicio de un diálogo formal con el gobierno”, subrayó la alianza, que agrupa a unos 30 partidos opositores.

Maduro celebró la decisión de la oposición y dijo que espera “cumpla su palabra”. Tanto el gobierno como la MUD han manejado con discreción los detalles de su participación en las conversaciones.

 

Algunos advierten que “Debe estar el Vaticano”. Y el pasado lunes  el Papa Francisco pidió  a Naciones Unidas que “ayude” a Venezuela ante la crisis que atraviesa”

 El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, expresó el martes su “pleno apoyo” a la iniciativa de Medina y Rodríguez Zapatero, destacando que la crisis venezolana requiere una “solución política basada en el diálogo”.

Guterres llamó al gobierno y la oposición a “aprovechar esta oportunidad para demostrar su compromiso de abordar los desafíos del país a través de la mediación y de medios pacíficos”.Interrogado sobre las dificultades que ha tenido el Vaticano para facilitar el diálogo en Caracas, Francisco afirmó que “la Santa Sede ha hecho mucho”.

“He hablado con personas, también en forma privada y muchas veces en el ángelus. Buscando una salida, ofreciendo ayuda para salir. Parece que la cuestión es muy difícil”, explicó.

 El martes en la noche, el líder opositor Henrique Capriles afirmó que para que exista un diálogo deben participar el Vaticano y Naciones Unidas.

“Para un diálogo debe estar el Vaticano, la ONU, los gobiernos democráticos con peso en el mundo, con una agenda clara y con garantías. ¿Es posible eso? Maduro tiene la respuesta”, acotó el dirigente en Periscope.

El diputado Williams Dávila, de la Comisión de Política Exterior del Parlamento, aseguró a la AFP que la oposición definirá una agenda de negociación concreta para evitar que Maduro “use el diálogo para ganar tiempo”.

Qué dice Maduro

El presidente de la República, Nicolás Maduro, aceptó este martes  esa invitación nuevamente al diálogo por parte del ex presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, y el gobierno de República Dominicana y en cadena televisiva dijo: “Saben muy bien el expresidente Zapatero,  presidente Danilo Medina y canciller (Miguel) Vargas de República Dominicana que he sido promotor de este diálogo y acepto esta nueva jornada de diálogo”, expresó el jefe de Estado venezolano durante una jornada del consejo de ministro, desde el Palacio de Miraflores en Caracas.

En la actividad, el Presidente agregó: “Solo el diálogo es el camino para abordar diferencias, para encaminar a un país, ayudar a que nuestra Venezuela tome el camino de la recuperación económica con mayor velocidad, creo en el diálogo y por eso saludo este comunicado”.

Al respecto, el mandatario Nacional indicó que en representación del Gobierno, el dirigente socialista Jorge Rodríguez-designado coordinador del gobierno- viajará junto a una delegación venezolana en las próximas horas hacia República Dominicana.

 

 

 “Invitamos formalmente a gobierno y oposición a transitar un proceso de negociación y acuerdo político. Un proceso que debe estar presidido por el máximo respeto a los principios de la democracia, los derechos humanos, el compromiso social y la soberanía nacional. Desarrollado sobre la base de una negociación formal y con garantías que den confianza y credibilidad”, reza el texto difundido en el portal web de la cancillería de República Dominicana”, dijo Maduro.

 

 

Durante las pasadas mesas de diálogo han participado los expresidentes Zapatero, Martín Torrijos de Panamá y Leonel Fernández de República Dominicana, así como representantes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y El Vaticano.

ABN/YL

COMPARTIR