Con  recursos aprobados por el presidente Nicolás Maduro por un monto de 630 millones de  bolívares, el gobierno  bolivariano de Adán Chávez retomó los  trabajos de  colocación de la  tubería  del  colector P2.

Esta obra permitirá  resolver el problema de recepción de aguas servidas en las parroquias Ramón Ignacio Méndez y Alto Barinas de la ciudad de Barinas.

El coronel Leonardo Vinci Bonetto,  secretario ejecutivo de la SIOT, indicó que, tras ejecutar los estudios de suelo, se iniciaron los trabajos de colocación de cinco metros profundos de tuberías de concreto.

El funcionario aseveró que la revolución bolivariana se ha encargado de asumir los servicios públicos y el ornato del municipio capital, ante el desgobierno del alcalde de derecha José Luis Machín.

La obra,  además de garantizar bienestar, contribuye a generar empleo entre los  habitantes de las comunidades aledañas, dijo Vinci, acotando que las labores son realizadas en un trabajo conjunto con Hidroandes y  el ministerio del  Ambiente. P/GB

COMPARTIR