El presidente de la República, Nicolás Maduro, condicionó la bajada de los recursos, por medio del Situado Constitucional, a la aceptación de una “carta especial” en la que cada alcalde y gobernador deje por escrito que acata la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sobre la presentación del Presupuesto 2017,  vía Congreso de la Patria.

“Gobernador que no acate la sentencia del presupuesto no le voy a dar ni medio desde enero, me encargaré de pagar yo directo a la nómina. Alcalde o alcaldesa que no me firme la carta de acatamiento de sentencia no le vamos a dar ni medio”, expresó Maduro, desde Panteón Nacional.

Destacó que el vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz, será el encargado de recoger la firma de cada mandatario, “uno por uno”, para dejar constancia por escrito de que aceptan la nueva modalidad de aprobación del presupuesto ante el TSJ, sin pasar por el Poder Legislativo.

“Se incrementó 413% el Situado Constitucional para gobernaciones y alcaldías”, agregó Maduro.

Por otro lado, comentó que la inversión para los proyectos presentados por los consejos comunales también tuvo un incremento de 428%.

“Estamos incrementando un 428% la inversión en los proyecto del Fondo Interterritorial del Poder Popular, quiere decir que van 557 mil millones de bolívares a los proyectos del Poder Popular presentado por los consejos comunales”, explicó.

Seguidamente firmó el proyecto de Presupuesto 2017 remitió el Presupuesto del año próximo a la presidenta del TSJ, magistrada Gladys Rodríguez Alvarado. “Cumpliendo su mandato, acatando su sentencia y remitiéndole el presupuesto del año 2017”.

Vaticinó que el próximo año también será aprobado el presupuesto, para el ejercicio fiscal del año 2018, a través de esta nueva vía resuelta por una sentencia de la Sala Constitucional del TSJ, bajo la forma normativa de Decreto que tendrá Rango y Fuerza de Ley, ante el “desacato” de la Asamblea Nacional.

UN/GO

COMPARTIR