El experto en derechos humanos de la ONU Nils Melzer instó hoy al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a no aceptar el regreso de la tortura como método de interrogatorio.

 

En una declaración, el relator especial sobre la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes se refirió en particular al ‘waterboarding’ o inmersión de prisioneros, una técnica empleada por la CIA durante la administración de George W. Bush en la llamada guerra contra el terrorismo.

‘Sin duda alguna, el waterboarding califica como tortura, y cualquier tolerancia o complacencia con esa práctica conduciría inevitablemente por una pendiente resbaladiza hacia la completa arbitrariedad y la fuerza bruta’, advirtió.

La reacción de Melzer, quien fue designado en el cargo por el Consejo de Derechos Humanos en 2016, sigue a comentarios de Trump sobre la polémica técnica y a la posibilidad de revivirla bajo el argumento de que no es tortura.

El relator especial pidió al mandatario republicano considerar las obligaciones legales de Estados Unidos y las posturas morales de la comunidad internacional, que rechaza este y otros métodos inhumanos para obtener información, al margen de las circunstancias existentes.

Se trata de no reintroducir técnicas de interrogación más cercanas al barbarismo que a la civilización, subrayó.

Melzer aseguró estar dispuesto a enrolarse en un diálogo constructivo con el 45 presidente estadounidense.

‘Si la nueva administración revive el uso de la tortura, las consecuencias a nivel mundial pudieran ser catastróficas’, sentenció.

De acuerdo con el experto suizo, algunos países pudieran imitar a Estados Unidos en el ‘regreso al negocio de la tortura’, una verdadera desgracia para toda la humanidad.

Pl/ymr/wmr

COMPARTIR