José Bayardi, ex Ministro de Defensa de Uruguay, reveló que Estados Unidos coordinó con el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, la activación de la Carta Democrática Interamericana contra Venezuela para propiciar un escenario favorable a una intervención.

El también Presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales del Frente Amplio de Uruguay informó que este plan ya estaba establecido en la orden operacional “Venezuela Freedom-2”, firmada por el Comandante del Comando Sur de Estados Unidos, Kurt Tidd.

Tras la orden ejecutiva suscrita por el ex presidente Barack Obama contra Venezuela, que la declaraba una amenaza “una amenaza inusual y extraordinaria” se activaron planes operacionales inscritos en el “Venezuela Freedom-2” que establece 12 puntos en los cuales no se descarta la intervención militar de los Estados Unidos, detalló el ex Ministro en declaraciones ofrecidas a una emisora uruguaya.

Dentro de los 12 puntos está “el punto ocho que dice en el plano internacional hay que insistir en la aplicación de la cláusula democrática, tal como hemos convenido con Luis Almagro”, añadió Bayardi, quien advirtió que una intervención militar en Venezuela afectará a toda la región.

“Este sí es un problema grave porque si la activación de la cláusula democrática presupone el aislamiento y la salida Venezuela de este organismos (OEA) para quedar aislada y se activen mecanismos de intervención extranjera, tenemos problemas en la región”, alertó Bayardi.

“Cualquier problema en Venezuela que desencadene una guerra civil o en la eventualidad de una intervención extranjera termina complicando toda la región del Cono Sur, de América Central y América Latina”, enfatizó.

Ante este escenario, el ex Ministro llamó a fortalecer los mecanismos de integración regional independientes de la OEA, vinculada a los intereses de los Estados Unidos.

“La OEA en términos históricos ha estado al servicio de otros intereses, particularmente de los intereses de Norteamérica”, explicó.

Por ello consideró importante avanzar en el fortalecimiento de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) para superar las diferencias políticas y conciliar puntos en común.

Hoy “hay mayor nivel de desencuentros desde el punto de vista político y la UNASUR ha perdido presencia política, yo creo que es negativo porque implica para la soberanía latinoamericana y otros factores que han ganado mayor protagonismo, en este caso la propia Organización de Estados Americanos”.

COMPARTIR