El presidente de Bolivia, Evo Morales, agradeció este sábado la colaboración de pueblo cubano en materia de salud y educación, para mejorar y contribuir con el desarrollo social de la población boliviana.

“Es el legado del Che, el tema de salud para atender a los más abandonados y no podemos olvidar y no olvidaremos nunca ese principio, los valores que nos traen los hermanos cubanos para atender el tema de salud y el tema de educación”, indicó Evo en declaraciones transmitidas por Telesur.

Durante la inauguración del centro cultural Ernesto “Che” Guevara, que se realizó en el poblado de Vallegrande, en honor a los 49 años del asesinato del líder revolucionario, el mandatario boliviano recalcó que “Cuba es la madre de todas las revoluciones del mundo en el último medio siglo”, citó Prensa Latina.

Además, exhortó su respeto y admiración por la labor que desempeñan más de 700 colaboradores cubanos en las comunidades más apartadas de esa nación.

“Quiero rendir homenaje a todo el personal de los médicos cubanos y bolivianos que participan en las ferias de salud y asisten de manera gratuita a todos los ciudadanos. (Siento) respeto y admiración por esta gran cooperación incondicional, sin chantaje ni condicionamientos políticos”, citó Prensa Latina.

La actividad, también, estuvo presidida por el ministro cubano de Cultura, Abel Prieto, quién destacó que una de las razones por las que lucho el “Che” fue por la dignidad humana, y que la “continuó después el presidente Evo junto con los movimientos sociales y su pueblo”, cuando asumió la presidencia en 2006.

“Con la obra suya y de su pueblo, con esta nueva Bolivia que fundó este líder excepcional que es nuestro hermano Evo, le dio una segunda vida al Che’”, expresó Prieto.

Además, recalcó: “Es como si después de muerto hubiera triunfado, porque ahora está en esos médicos, los pobres, en esas personas discapacitadas que reciben ayuda gratuita, en la gran obra social del gobierno, todo pensando en el ser humano”, subrayó Prieto.

El centro cultural se ubica cerca del lugar donde encontraron en 1997 los restos del “Che” y de algunos de sus compañeros de lucha. La instalación cuenta con un teatro al aire libre, un archivo, salas de proyección de audiovisuales y un espacio para la exposición de artesanías, explicó el vicetitular de Turismo de Bolivia, Joaquín Roda. Agencias

COMPARTIR