“En Venezuela no hay una confrontación de poderes, hay un poder alzado contra el resto de los poderes”. Una Asamblea Nacional que se ha dado a la tarea de usurpar, desconocer y desacatar las decisiones del resto de los poderes del Estado, para crear un ambiente de confrontación y justificar una intervención extranjera.

La afirmación fue hecha por el vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz, durante el programa Dando y Dando en Radio, que conduce junto a la periodista Tania Díaz, por la señal de RNV Informativa y Radio Miraflores.

“Cuando la oposición ganó el 6 de diciembre y asumió en enero, pensaron que tenían todo el poder, no entendieron nunca que estaban al frente de uno de los cinco poderes y que entre los cinco tienen que ponerse de acuerdo para que el país funcione. La Constitución establece el principio de colaboración de poderes, cada poder tiene una función y ninguno puede usurpar la función del otro, tienen que trabajar en armonía.”

El pasado 6 de enero de 2016, la directiva de la Asamblea Nacional juramentó -de manera írrita- a los ciudadanos Julio Haron Ygarza, Nirma Guarulla y Romel Guzamana, desconociendo las sentencias 260 y 1, de fecha 30 de diciembre de 2015 y 11 de enero de 2016, respectivamente, referidas a la suspensión del acto de proclamación, emitidas por la Sala Electoral del TSJ.

Situación por la que la Asamblea Nacional entró en desacato del Poder Judicial, que es el máximo y último intérprete de la Constitución de la República, según lo establecido en el artículo 4 de la Ley Orgánica del TSJ, comentó Istúriz.

Una AN ilegal

“Ninguna de las decisiones que tome la Asamblea Nacional tendrá legalidad porque entró en desacato de uno de los poderes”, situación por la que el Presidente Nicolás Maduro recurrió a la Sala Constitucional del TSJ para dirimir el tema de la aprobación del presupuesto nacional ante el estado de ilegalidad del Parlamento, explicó.

“Ellos querían utilizar la discusión del presupuesto para trancar el juego y profundizar la confrontación política, pero les salió el tiro por la culata, porque al tomar esa decisión y entrar en desacato dejaron una puerta abierta para que el Presidente Maduro acudiera al TSJ de acuerdo con la Constitución.”

Mientras la AN se encuentre en desacato ninguna de las decisiones que adopte tendrá validez jurídica y cualquier tema sujeto a la aprobación del Poder Legislativo, según la Constitución, será consultado al TSJ, advirtió.

COMPARTIR