La próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y otros grandes productores del crudo, a realizarse el próximo 30 de noviembre a realizarse en Viena (Austria), tiene por objetivo oficializar el congelamiento de producción del petróleo para estabilizar los precios en una banda que oscile entre 40 y 50 dólares por barril.

En este encuentro se prevé que los 14 miembros del grupo refrenden el acuerdo de congelamiento del bombeo de oro negro, entre 32,5 y 33 millones de barriles, que fue suscrito en el XXV Foro Internacional de Energía, que tuvo lugar en Argel en septiembre pasado, y que tiene como finalidad contribuir a estabilizar el mercado petrolero.

Este sistema de rangos de producción consiste en asignar a cada país un mínimo y un máximo de producción, de forma que se construya una banda de producción y no de precios, de modo que cuando un país tenga problemas, los otros vayan a tope y se logre un balance.

La desaceleración del ritmo de crecimiento de la economía china, la baja en la demanda de combustible y la política implementada por Estados Unidos de inundar el mercado con petróleo de lutitas, ha ocasionado que la cotización del oro negro haya bajado más de 60% desde mediados de 2014, lo que constituye el ciclo más largo de precios bajos que se ha registrado en los últimos 45 años.

Desde entonces el Gobierno venezolano ha trabajado en promover un acuerdo para estabilizar el mercado petrolero con los países Opep y No Opep. Rusia y Arabia Saudita, los dos mayores productores mundiales de petróleo, acordaron actuar en conjunto, o con otros productores, para mantener la estabilidad del mercado.

Rusia estima que en el acto se reafirme la necesidad de reducir la oferta de petróleo en el mercado global para preservar la sostenibilidad y equilibrio del sistema económico internacional.

Mientras que Arabia Saudita solicitó a la Opep que los miembros del grupo ajusten su producción conjunta de crudo a un promedio de 32,5 millones de barriles diarios, mantiene el optimismo con relación al consenso alcanzado por el grupo en Argelia, como medida para restituir el equilibrio de los inventarios del mercado internacional.

Venezuela propone reducir entre 400 y 500 mil barriles la producción diaria de país No Opep como Rusia, una propuesta que ayudará a ayuda a elevar el precio del crudo informó el ministro para Petróleo, Eulogio Del Pino.

Durante una entrevista realizada este martes en Globovisión, el ministro para el Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Jesús Faría, expresó que una banda estable de precios de 40 y 50 dólares por barril generaría al país más de ocho mil millones adicionales de ingreso al país.

“Que nos ubiquemos entre 40 y 50 dólares, ojalá podamos subir un poco más de 50 dólares; en todo caso ese incremento de los precios del petróleo le van a garantizar al país aproximadamente 8 mil o 9 mil millones de dólares adicionales, vamos a utilizar eso en adquisición de materia prima, en la adquisición de insumos para que la industria nacional pueda elevar su actividad productiva y eso es lo que a nosotros nos da un argumento y un escenario positivo para el año 2017”, explicó Faría.

AVN

COMPARTIR