Con ataúdes oxidados, un grupo de dolientes trancó la avenida La Limpia, frente al cementerio municipal Corazón de Jesús, por la profanación de las tumbas.

La ecónoma Hineska Piñero denunció, este domingo 7 de mayo, que el 98% de los osarios del camposanto está afectado. Los familiares denunciaron que han encontraron cadáveres que no son de ellos en sus fosas y roban los restos.

Exigieron a las autoridades presencia policial en el cementerio.

 

 

 

 

DP/MC/

COMPARTIR