Habitantes del departamento colombiano de Chocó (oeste), uno de los más pobres y atrasados del país, anunciaron que a partir de este miércoles entrarán en paro indefinido en protesta por el incumplimiento del Gobierno a un acuerdo firmado el año pasado.

“El Gobierno colombiano lo ha desconocido (el acuerdo), no da muestras de cumplirlo y por eso volveremos a marchar el miércoles”, dijo el secretario ejecutivo del Comité Cívico Departamental por la Salvación y Dignidad del Chocó, Dilon Martínez.

En agosto pasado, y luego de ocho días de protestas, el Gobierno colombiano y líderes de un paro cívico acordaron levantar una huelga para lo cual firmaron un acuerdo de diez puntos que incluía mejoría en vías, salud, respeto al territorio, educación, servicios públicos, empleo, deporte y flexibilización de políticas públicas.

Las marchas se centrarán en Quibdó, la capital departamental, pero también se sumarán poblaciones como Itsmina, Tadó y Medio San Juan, que hacen parte de los principales municipios de ese territorio.

gualmente dijo que el “paro no tiene marcha atrás” y que siguen abiertos al diálogo con el Gobierno. En ese sentido dijo que la semana pasada se reunieron en Quibdó con el vicepresidente colombiano, Óscar Naranjo.

Los promotores del paro cívico aseguran que el Gobierno no ha cumplido ni el 2 por ciento de los compromisos que se pactaron en agosto pasado.

#Mayo10ChocoGritaOtraVez es una de las etiquetas que promueven cibernautas en la red social Twitter para convocar a los manifestantes.

El selvático y lluvioso departamento del Chocó, en el oeste de Colombia, ha sido por el abandono estatal caldo de cultivo para la corrupción, inseguridad, minería ilegal, narcotráfico, desplazamiento forzado, presencia de guerrillas y narcotraficantes.

TS/

COMPARTIR