La cosecha de cereales en el estado Barinas presenta un balance de 23 mil 178 toneladas (tn) arrimadas a los silos, de las cuales unas 4 mil 703 son de arroz, 14 mil 556 toneladas de maíz blanco y 3 mil 918 toneladas de maíz amarillo, así lo informó Armando Arraiz, director regional del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura Productiva y Tierras.
Recordó que la entidad ocupa el primer lugar en producción de arroz semilla, he hizo mención que para el ciclo invierno fueron sembradas mil 900 hectáreas del rubro, de las cuales la gran mayoría ya han sido cosechadas con éxito y trasladadas a los silos de Guárico y Portuguesa, ya que cuentan con la infraestructura para dar el tratamiento necesario que garantice la semilla a los productores para el próximo año.
La logística para la cosecha ha sido propiciada a través de la Gran Misión Abastecimiento Soberano y apoyada por la Empresa de Mecanización Pedro Camejo para la movilización y arrime, mientras que para la recepción están dispuestos en el estado Barinas los silos públicos y privados que garantizan una capacidad de almacenamiento acorde a la producción cerealera.
En cuanto a la guía de movilización de la producción agropecuaria, Arraiz aclaró que es el Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Insai) el encargado de emitir las guías y no Sunagro, “a través del Insai se tramita la documentación para transitar la producción, y en las alcabalas se está prestando todo el apoyo necesario para con el productor”.
En otro orden, el representante del ministerio agrícola informó que está iniciando el periodo seco con la siembra de leguminosas donde se prevé sembrar 11 mil hectáreas (has), unas 5 mil has. de caraotas y 6 mil de fríjol, por lo que ya arrancó la captación de productores por el Fondo para el Desarrollo Agrario Socialista (Fondas) y el Banco Agrícola de Venezuela para otorgar financiamientos al rubro.
Comentó que por instrucciones del gobernador Adán Chávez, “se está articulando con la Comisionaduría de Economía Productiva y el ministerio de Petróleo, para garantizar el combustible necesario para la maquinaria en campo y que la producción llegue a su destino final”.
PMAT/YB/DF

COMPARTIR