El ministro del poder popular para la Cultura, Freddy Ñañez, informó este viernes que desde el 2004 hasta ahora se han editado más de 11 millones de libros en Venezuela, de los cuales 20% se han distribuido de manera gratuita y el resto a través de la red pública de librerías que venden los textos a precios populares.La masiva edición comenzó con la Biblioteca Básica Temática, un compendio de libros de los mejores autores del país, que integraba temas para comprender la venezolanidad, con textos sobre identidad, territorio, culturas indígenas, ciencias, temas sociales, etc.Luego de esto creció la edición de libros hasta llegar a los más de 11 millones, solo editados por el Ministerio de la Cultura y que no incluyen las publicaciones de las diversas instituciones de Estado y de ministerios como el de Comunicación e Información que desde su creación, en 2004, ha destinado parte de sus esfuerzos a la edición de textos para la comprensión y crítica de los medios.

Ñañez destacó que de los mas de 11 millones de libros, un millón de ellos fueron los ejemplares de Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, distribuidos en el año 2005 de manera gratuita en todas las plazas Bolívar del país, en un acto sin precedentes en la historia editorial de la nación.Igualmente fueron distribuidos gratuitamente 500.000 ejemplares de Los Miserables, la obra máxima del escritor francés Victor Hugo.

El ministro apuntó que toda esta política editorial está basada en tres premisas dictadas por el comandante Hugo Chávez: democratización, masificación y desconcentración de los bienes culturales, detalló, al participar junto al alcalde de la capital venezolana, Jorge Rodríguez, en la inauguración de la 7ma Feria del Libro de Caracas.En este sentido, destacó que el origen de la política editorial del Estado tiene su fundamento en la Misión Robinson, el programa social creado por Chávez que brindó las herramientas para que más de un millón de personas aprendieran a leer y escribir.

“La Misión Robinson logró ese milagro que fue llevar a todos esos compañeros a ser habitantes de la palabra, del idioma y ejecutantes de la lectura. La Misión Robinson generó nuevos paradigmas para la política editorial porque eran nuevos lectores y nuevos productores de conocimiento”, analizó.

Recordó entonces la Biblioteca Básica Temática y desde allí los hitos que han surgido de esta política que ha logrado que el 80% de los venezolanos lea de manera regular y rutinaria.”Venezuela se ha convertido en un país de lectores y es paradigmática la participación del Estado; no hay ningún Estado que tenga el éxito editorial que ha tenido Venezuela”, resaltó el ministro en transmisión de VTV.

Indicó que la participación del Estado en el ámbito editorial derribó el mito de aquellos que decían que esto generaría pérdidas e incluso competencia desleal en el espacio de las editoriales independientes o alternativas.Manifestó que “eso no ha ocurrido sino que la intervención del Estado en la popularización del libro ha generado una dinámica mucho más fuerte para la distribución”.

 

COMPARTIR