Con normalidad transcurrieron este domingo las elecciones en Haití, donde más de seis millones de haitianos estaban convocados para elegir al presidente y diputados de la nación.

Así lo indicó el presidente del Consejo Electoral Provisional (CEP), Leopold Berlanger, quien manifestó que “no hubo clima de tensión en los alrededores de los centros de votación” y que “la población ejerció su derecho al voto de forma libre”, refiere una nota de Prensa Latina.

Las elecciones se realizaron en medio de un país devastado por el paso del huracán Matthew y destrozos, que aún permanecen, causados por el terremoto de magnitud 7 registrado en enero de 2010.

Berlanger enfatizó que, a diferencia del 2015 (cuando las elecciones fueron suspendidas por denuncias de fraude), hubo un aumento considerable de la participación haitiana. Se prevé que los resultados oficiales se anuncien dentro de un mes.

La Policía Nacional de la nación caribeña reportó un total de 18 detenidos por delitos menores durante los comicios, indica la nota.

Durante esta jornada comicial los haitianos sufragaron para elegir al Presidente, a 16 senadores y 25 diputados cuyos resultados finales se darán a conocer en una semana.

Si ninguno de los candidatos obtiene el 50% más un voto se celebrará una segunda vuelta el 29 de enero de 2017.

En esta elección, los candidatos presidenciales con mayor presencia en sondeos son: Jovenel Moise, del Partido Haitiano Tet Kale (PHTK); Jude Celestin, de la Liga Alternativa por el Progreso y Emancipación Haitiana (Lapeh); Maryse Narcise, del movimiento Lavalas, y Moise Jean Charles, de la Plataforma Petit Dessalines.

En Haití se encuentran unos 130 observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Comunidad del Caribe (Caricom), que permanecerán en la nación hasta el 23 de noviembre.

COMPARTIR