La Agencia de Defensa de Misiles de EEUU (MDA, por sus siglas en inglés) realizó con éxito el ensayo de su nuevo misil antibalístico SM-3 IIA, destinado a desplegarse en el territorio de Polonia en 2018, afirma el comunicado del ente.

El misil interceptor SM-3 IIA representa una nueva versión del modelo SM-3 y fue desarrollado por EEUU y Japón con el fin de neutralizar los misiles balísticos de alcance medio, informa The National Interest.

Está previsto que los SM-3 IIA sean lanzados desde las bases en Polonia que se habrán creado para 2018, aunque también van a utilizarse como parte del sistema de defensa de misiles balísticos Aegis, es decir, podrán ser lanzados desde las naves, como sucedió durante el ensayo más reciente, constata el artículo.El despliegue del sistema antimisiles en Polonia es un elemento clave del programa Aegis, cuyas instalaciones ya funcionan en Rumanía desde hace un año en virtud del programa de la Administración Obama. Entre las eventuales ‘amenazas’ contra las cuales están dirigidos los nuevos misiles el artículo menciona Irán, Rusia u “otros países de Medio Oriente potencialmente hostiles” hacia Europa.

El autor comunica que el contrato para la producción de los misiles SM-3IIA alcanza los 543 millones de dólares.

Es importante mencionar que el reciente ensayo estadounidense se trató de un lanzamiento exoatmosférico, es decir, un nuevo interceptor SM-3 IIA destruyó un misil balístico intercontinental en el espacio exterior, lo que vuelve a plantear el asunto del crecimiento de la capacidad militar de EEUU en el espacio.

“El misil SM-3 IIA es una versión más grande del SM-3 IB (…) La segunda y tercera etapa del cohete tienen 21 pulgadas de diámetro, lo que facilita más horas de vuelo y permite alcanzar amenazas más altas en la exoatmósfera”, declaró Christopher Szkrybalo, el portavoz de la MDA, citado por el medio.

Sputnik/

COMPARTIR