El papa Francisco había manifestado su voluntad de viajar a Colombia solo “si ganaba el Sí” en el plebiscito realizado este domingo en la hermana república, según reseña una nota de la AFP.  “He dicho que si sale el proceso de paz, sí que voy a Colombia”, dijo el papa argentino antes de anunciarse el resultado negativo del referéndum.

“Cuando sea blindado. Si gana el plebiscito, cuando todo esté seguro, seguro. Que toda la comunidad internacional esté de acuerdo, que no haya recursos. Si es así, voy”, precisó en declaraciones a los periodistas que lo acompañaban a bordo del avión que lo conducía del Cáucaso a Roma.

“Todo depende de lo que diga el pueblo. El pueblo es soberano”, afirmó. “Se debe hacer lo que diga el pueblo”, reiteró.

Los colombianos se pronunciaban el domingo en referéndum sobre el pacto firmado el 26 de septiembre entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Escrutados oficialmente los votos de un 99,08% de las mesas, el rechazo de los acuerdos se imponía con un 50,24% de votos, y el “sí” recababa un 49,75%.

Beatificación de sacerdote francés 

Por otra parte, el papa Francisco aceptó acortar los plazos previos al inicio del proceso de beatificación del sacerdote francés Jacques Hamel, degollado por dos jóvenes yihadistas en una iglesia del noroeste de Francia en julio pasado, indicaron fuentes vaticanas.

En el avión de regreso a Roma, el papa resaltó la importancia de no perder testimonios directos para abrir ese proceso, y de ahí la idea de acelerar el proceso.

El probable reconocimiento de su martirio dispensaría al padre Hamel de hacer un milagro para ser reconocido como bienaventurado, aunque sí sería necesario uno antes de ser declarado santo.

Endoctrinamiento solapado de la teoría de género

En su tradicional conversación con los periodistas durante el vuelo, el papa Francisco afirmó que los manuales escolares franceses propagan un “endoctrinamiento solapado de la teoría de género”.

Para el jefe de la Iglesia católica, “tener tendencias homosexuales o cambiar de sexo es una cosa y convertirlo en “una enseñanza en las escuelas” es otra.

Se trata de una voluntad de “cambiar las mentalidades”, de una “colonización ideológica”, estimó el papa, que el sábado denunció en Tiflis la “teoría de género” como uno de los aspectos de una “guerra mundial para destruir el matrimonio”.

El papa recalcó que las personas homosexuales o transexuales deben ser acogidas, acompañadas y también integradas lo más posible.

“He acompañado a personas con tendencias, con prácticas homosexuales, las he acercado al Señor. Algunas no pueden pero nunca las abandoné”, aseguró.

Francisco contó que recibió una carta de un español que había decidido cambiar de sexo para ser un hombre.

“Se casó, cambió de estado civil y me escribió esa carta para decirme que sería un consuelo venir a verme con su esposa. Los recibí”, contó. “La vida es la vida y las cosas se deben tomar como son”, añadió, y explicó que “en la parroquia este español conoció a un viejo sacerdote dispuesto a confesarlo y a su sucesor más joven que lo mandaba ‘al infierno'”.

“No digan que el papa santificará a los trans, que ya veo los titulares”, precisó Jorge Bergoglio. “Es un problema moral que se debe resolver como sea pero siempre con misericordia”, insistió.

Preguntado por sus próximos desplazamientos, además de supeditó su deseo de viajar a Colombia al resultado del referéndum del domingo sobre los acuerdos de paz, el papa Francisco confirmó que el próximo año viajará a Portugal, pero “solamente a Fátima”, que el 13 de mayo celebrará el centenario de las primeras apariciones.

También expresó su deseo de visitar la India y Bangladesh “casi seguro”, pero sin precisar fecha, y evocó un viaje a África, a un país aún por determinar en función del clima y de la situación política cuando llegue el momento.

COMPARTIR