El Papa Francsico alertó nuevamente este sábado sobre las consecuencias que origina a la humanidad el sistema capitalista, y cuestionó que este modelo centre sus prioridades sobre lo material y que deje de un lado al ser humano.

“¿Quién gobierna entonces? El dinero. ¿Cómo gobierna? Con el látigo del miedo, de la inequidad, de la violencia económica, social, cultural y militar que engendra más y más violencia en una espiral descendente que parece no acabar jamás”, señaló el Sumo Pontífice.

En la clausura del III Encuentro Mundial de los Movimientos Populares, que se celebró en la ciudad de Roma, Italia, Jorge Mario Bergoglio explicó que ese mal se evidencia en que grandes sumas de dinero, convertido por algunos en “un ídolo”, son destinadas a salvar bancos, mientas que sólo una “milésima parte” son asignas para obras sociales como el rescate y atención a refugiados e inmigrantes, refiere Telesur.

“Se produce la bancarrota de un banco y de inmediato aparecen sumas escandalosas para salvarlo, pero cuando se produce esta ‘bancarrota de la humanidad’ no hay casi ni una milésima parte para salvar a esos hermanos que sufren tanto”, cuestionó, al tiempo en que hizo énfasis en la crisis que se observa en el mar Mediterráneo, en el que han muerto miles de hombres, mujeres y niños que huyen de los conflictos y la pobreza imperantes en países de Asia y África.

Francisco recordó que esta “dictadura económica” ya fue vaticinada por algunos de sus predecesores, como Pio XI que en 1931 acuñó la expresión de “imperialismo internacional del dinero”, y dijo que “toda la doctrina social de la Iglesia” y el magisterio de sus predecesores “se rebelan contra el ídolo-dinero” que, según apuntó, “reina en lugar de servir, tiraniza y aterroriza a la humanidad”, cita el diario peruano El Comercio.

El pontífice aseguró que “hay un terrorismo de base que emana del control global del dinero sobre la tierra” y que, a su juicio, “atenta contra la humanidad entera”, y sostuvo que de ese terrorismo “se alimentan los terrorismos derivados, como el narcoterrorismo, el terrorismo de estado y lo que algunos erróneamente algunos llaman terrorismo étnico o religioso”.

En el III Encuentro Mundial de los Movimientos Populares participaron unas 5.000 personas provenientes de distintos país, como España, Colombia, Argentina, Guatemala, México, Ecuador, Cuba, Costa Rica y Venezuela, entre otros.

AVN

COMPARTIR