Los 400 salvados son una cifra nada fácil de alcanzar en el beisbol

El juego salvado es una de las situaciones más atípicas del beisbol. Para que un lanzador pueda tener opción a salvar un juego su equipo debe llegar al último inning con menos de cuatro carreras de ventaja. Es por esto que el apagafuegos no controla la situación, como sí lo haría un jugador que busca los 200 imparables o  los 50 jonrones. Él solo llega a la lomita a hacer su trabajo y rescatar a su equipo de una situación que podría ocasionar una derrota.

Esta temporada el caraqueño Francisco “El Kid” Rodríguez tiene la oportunidad de llegar a los 400 rescates de por vida, ya que posee 386. Los 400 salvados son una cifra nada fácil de alcanzar en el beisbol, puesto que solo cinco jugadores han sobrepasado esa barrera y este año Rodríguez podría ser uno más en la lista. Lejos quedó aquel jovencito que enfrentó a Barry Bonds en una Serie Mundial entre Angelinos y Gigantes, en 2002 y en la que sorprendió al mundo por el poder en sus lanzamientos con tan solo 20 años de edad. Ese mismo joven que seis años después implantó un récord de rescates en una temporada con 62. En esa zafra tuvo 7 “blown saves”, así que fácilmente la cifra pudo ser mayor.

Luego de su salida de los Angelinos de Los Ángeles de Anaheim en 2008, “El Kid” fue noticia por su cambio a los Mets de Nueva York, esos que también fueron la casa de Johan Santana. Los primeros años de Rodríguez con los metropolitanos fueron aceptables para la gerencia que esperaba mucho más del cerrojo criollo, pero situaciones extradeportivas le restaron concentración y comenzaron a preguntarse si la carrera del lanzallamas terminaría rápido. Cuando todo parecía perdido, el caraqueño encontró refugio en Winsconsin con los Cerveceros de Milwaukee, y ese segundo aire le permitió escalar desde ser preparador a nuevamente el cerrador que todos habían visto deslumbrar California.

En 2013, K-Rod fue canjeado de forma sorpresiva por los Cerveceros. Su destino: los Orioles de Baltimore. Allí no pudo demostrar su mejor faceta, ya que solo estuvo cinco partidos, pero la siguiente zafra volvió al equipo lupuloso y en los últimos dos años salvó 82: 44 en 2014 y 38 en 2015.

Ahora el criollo resultó enviado a los Tigres de Detroit, donde se encontrará con Miguel Cabrera, Víctor Martínez y Aníbal Sánchez, además del coach Omar Vizquel. Rodríguez parece ser la pieza que le falta a Detroit para regresar a la postemporada y en la Ciudad del Motor podría dejar atrás al histórico Dennis Eckersley, quien cerró su carrera con 390 rescates y acercarse a Billy Wagner, que terminó con 422 y John Franco, que tuvo 424 salvamentos.

COMPARTIR