El presidente de la República, Nicolás Maduro, informó este martes que el dirigente socialista Jorge Rodríguez planteará en la próxima mesa de diálogo un documento para que la oposición se comprometa a rechazar y combatir la guerra financiera de las calificadoras de riesgo, empeñadas en perjudicar la solvencia y el correcto cumplimiento de los pagos internacionales de Venezuela.

Durante su programa radial La Hora de la Salsa, transmitido por Radio Miraflores 95.9 FM, el jefe de Estado indicó que dicho documento servirá para fijar una verdadera cooperación por parte de la oposición en beneficio del país.

El presidente Maduro recordó que en la segunda plenaria de las mesas de diálogo, la derecha venezolana se comprometió, a través de una hoja de ruta, a unificar esfuerzos para establecer el hilo estructural del país y además superar la actual coyuntura económica actual.

La propuesta será planteada después que las autoridades de Venezuela denunciaran que la empresa financiera estadounidense J.P Morgan mintió sobre el pago de bonos de Pdvsa para desacreditar el puntual cumplimiento de Venezuela de sus compromisos internacionales.

“Un acuerdo para que la oposición se sume en rechazo a la acciones de J.P Morgan contra el país” dijo el Presidente quien destacó que el documento es una oportunidad para que la oposición cumpla con cooperar a recuperar el aparato productivo, tal como se comprometió en la última mesa de diálogo.

J.P Morgan alertó a sus clientes sobre un “supuesto atraso” de Pdvsa en el cumplimiento de los pagos de los cupones de bonos correspondientes a los años 2021, 2024 y 2035

El jefe de Estado señaló que esta falsa declaración “es una emboscada criminal para un país que lo que hace es trabajar”.

Reiteró que Pdvsa canceló oportunamente a los tenedores de Petrobonos los intereses correspondientes al semestre terminado en noviembre de 2016.

Explicó que aunque Venezuela había depositado en las cuentas de CitiBank con días de anticipación, esta empresa multinacional de servicios financieros no se comunicó con los tenedores de bonos.

“Eso forma parte de la arremetida del gobierno de los Estados Unidos para arremeter contra la Revolución”, aseguró.

Como parte del boicot financiero, Citybank anunció en julio pasado, que en 30 días procedería a cerrar las cuentas al Banco Central de Venezuela (BCV) y el Banco de Venezuela, lo que ostaculizaría la gestión de las transacciones de la nación para pagar sus deudas y compromisos internacionales.

No obstante, Pdvsa informó en septiembre que la empresa multinacional continuaría como agente de pago de los bonos, tal como establece la relación contractual que mantienen ambas corporaciones.

AVN

COMPARTIR