Este sábado, la embajada de Estados Unidos en La Paz comunicó al Gobierno de Bolivia y a la policía que una joven de 17 años se puso en contacto con la institución para decir que estaba en disposición de atentar contra el presidente del país, Evo Morales.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, anunció en una conferencia de prensa en la ciudad de Santa Cruz que la policía ya investiga esa amenaza, cuyo grado de peligro y seriedad debe determinarse aún.

“Nos parece un hecho grave mencionar solamente que se pretenda asesinar al presidente Evo Morales”, advirtió.

Según esta información, la joven, una boliviana cuyos padres residen en La Paz y Cochabamba, pero cuyo nombre no se develó, se contactó con la embajada a través de su página de Facebook, para informar sus intenciones y pedir protección para ella y su familia, a cambio de cometer magnicidio.

Supuestamente, la adolescente habría buscado la protección a cambio de magnicidio alentada por al deterioro de las relaciones diplomáticas entre La Paz y Washington desde que Morales asumió la presidencia de Bolivia.

No ha trascendido si se ha detenido a alguna persona como consecuencia del aviso. Agencias

COMPARTIR