Venezuela cayó goleada 3-0 ante Ecuador y, por más irónico que suene, pudo ser mucho peor la experiencia de este martes en Quito.

Rafael Dudamel optó por darle continuidad al equipo que goleó el pasado jueves a Bolivia, como era lógico, aunque con las variantes obligadas de Rubert Quijada y Adalberto Peñaranda en lugar de los lesionados Rolf Feltscher y Rómulo Otero. Ecuador, por su parte, contó con los regresos de Luis Caicedo y Arturo Mina en la zaga, y Énner Valencia en el frente de ataque.

La selección meridional hizo lo que le correspondía: buscar el arco rival desde el primer minuto. La obligación la tenía Ecuador y más jugando en la altura de Quito. Sin embargo, Venezuela tuvo un par de aproximaciones temprano, con cabezazos de Jhon Murillo y Mikel Villanueva que salieron desviados.

Fue a partir del minuto 15 que se desató el vendaval tricolor en las inmediaciones del pórtico defendido por Dani Hernández. Los locales encontraron camino al área vinotinto por el costado derecho, aprovechando la velocidad de Renato Ibarra, que hizo sufrir mucho a Quijada, pero Ecuador perdonó varias veces; el propio Ibarra, Felipe Caicedo y Énner Valencia desaprovecharon buenos chances para abrir la cuenta en el primer tiempo y se fueron al descanso con el 0-0, que era gran negocio para la Vinotinto, considerando las bajas.

Pero quedaba mucho partido por delante y en el primer minuto del complemento ya el cancerbero vinotinto fue exigido, en un presagio de lo que sería el segundo tiempo en el Atahualpa.

Y en la enésima internada tricolor por el costado derecho, Miller Bolaños tiró un centro al segundo palo donde apareció Mina para un cabezazo de manual: fuerte y abajo, incontenible para Dani. Era el 1-0, justo por lo visto hasta ese minuto 51.

Al 54’, Luis González, que había ingresado en la primera mitad por lesión de Jacobo Kouffati, coqueteó con el empate en un disparo de media distancia, pero terminó siendo una jugada aislada, pues en los siguientes minutos llovieron remates contra el arco venezolano. Caicedo y Valencia seguro sufrieron una indigestión con todas las que se comieron, y Dani se puso la capa de superhéroe para mantener la diferencia mínima hasta la fracción 83’, cuando otro balón servido desde la derecha fue empujado en el segundo palo por Bolaños para el 2-0.

Ecuador le hinchó la cara a la visita tres minutos después: Bolaños, Ibarra y Valencia se combinaron en un contragolpe, quedando el último en mano a mano con Dani, y esta vez sí castigó.

Con este resultado y la victoria de Bolivia, Venezuela vuelve nuevamente a colocarse como colista.

LD/

COMPARTIR