Dos privados de libertas han perdido la vida este fin de semana en los calabozos de la Policía de Naguanagua, estado Carabobo.

Según los familiares de los detenidos en las instalaciones de Polinaguanagua hay más de 80 personas presas.  Las propias autoridades policiales confirmaron, vía nota de prensa, el la muerte de un joven ocurrida la madrugada del domingo. El viernes se registró otro homicidio en esas instalaciones.  Hay que destacar que ambas muertes han sido por asfixia mecánica.

Tanto los familiares como las autoridades coinciden en que le hacinamiento que se sufre en estos calabozos genera mayor violencia.

“La capacidad de ese calabozo es un cuartico de 4 metros cuadrados y ahí hay 94 presos. Ellos duermen en sábanas, las amarran en las paredes para poder dormir”, relató Mayra Ferrer.

A las afueras del centro de detención preventiva, los familiares cuestionaron las condiciones sanitarias del recinto y el retraso en el traslado de estas personas que deberían permanecer allí por un máximo de 48 horas y en algunos casos superan los dos años.

El Director de la Policía solicitó el traslado de al menos 15 detenidos calificados de alta peligrosidad pues teme que se repitan situaciones como ésta en los próximos días.

DF/GV

COMPARTIR