El candidato republicano Donald Trump obtuvo 279 votos electorales y se convirtió en el presidente N° 45 de Estados Unidos tras vencer a su principal contrincante, la demócrata Hillary Clinton, que obtuvo 218.

En su primer discurso como presidente, Trump aseveró que “si trabajamos juntos podemos comenzar la tarea de reconstruir nuestro país”.

Expresó que “ahora es momento de que EE.UU. cure las heridas de la división trabajando juntos. Debemos unirnos como un solo pueblo”.

Se comprometió a ser el presidente de todos los estadounidenses y aseguró que EE.UU. tendrá buenas relaciones con las naciones del mundo.

Trump tuvo al mass media en contra durante su campaña electoral, debido a que le acusaban de xenófobo, misógino y racista, debido a sus fuertes declaraciones sobre inmigrantes, entre ellas, la construcción de un muro en la frontera entre México y EE.UU.

En junio de 2015, desde la torre Trump, el empresario con ascendencia alemana y escocesa anunció su candidatura formal para las elecciones presidenciales 2016 de la mano del Partido Republicano.

Su campaña electoral estuvo sellada por una serie de propuestas que calaron en el público anti establishment y exacerbaron la extrema derecha nacional e internacional.

Algunas milicias partidarias de Trump aseguraron previamente que estarían “alertas para defender los resultados”.

Las promesas de Trump sobre migración

Muro Fronterizo

La construcción de la obra en la frontera sur con México para frenar los flujos de inmigración clandestina. “México debe pagar el muro”, precisó Trump.

La frontera entre Estados Unidos y México mide 3 mil 185 kilómetros, lo que implicaría que la obra tendría un costo gigantesco, de miles de millones de dólares.

Expulsar a inmigrantes indocumentados

El plan de Trump de deportar a más de 11 millones de inmigrantes indocumentados encogería la población estadounidense en un tres por ciento.

Con esta medida la economía estadounidense sufriría por la falta de esa mano de obra –que además es barata- y adicionalmente por los enormes costos, entre 400 mil y 600 mil millones de dólares que llevaría esa gigantesca labor, según el grupo conservador Action Forum en los que incurriría el Gobierno.

En 2014, había 5.6 millones de inmigrantes mexicanos no autorizados viviendo en Estados Unidos, de acuerdo con datos del Centro de Investigación Pew.

Bloquear remesas

Una propuesta iniciada en abril para presuntamente hacer que México pague por el muro: modificar una norma dentro de la ley antiterrorismo para cortar los envíos de dinero a México hasta que se realice el pago.

De acuerdo con la campaña, México perdería más de 25 mil millones de dólares por el bloqueo de remesas. Agencias

COMPARTIR