El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, continúa con su discurso radical e insiste en sabotear el proceso de diálogo estableciendo ultimatums y metas dificles de conseguir a corto plazo. Respecto a la próxima reunión de la mesa de diálogo pautada para el 6 de diciembre el funcionario ha declarado:

“Cuándo y cómo vamos a votar para resolver la crisis en Venezuela, debe ser el tema único para ese día”.

A juicio del mandatario regional, la realización de una elección popular es la única solución posible a los problemas de los venezolanos, y el diálogo como proceso que busca solventar los mismos debe plantear la consulta electoral.

El hombre se planta en us treces y afirma que “Ni siquiera unas elecciones de Gobernadores la puede resolver, Venezuela necesita y demanda un cambio de Gobierno”.

Las constantes declaraciones en contra del diálogo y la generación de falsas expectativas en la población opositora ha causado mucho malestar en el seno de la MUD y de la propia tolda aurinegra.

Capriles sostuvo que un “apretón de manos” entre líderes oficialistas y opositores no resuelve la “crisis”. , aseveró.

Por otro lado, dijo que la mesa de diálogo es para que hayan resultados y si estos no se dan, “la dinámica dirá que fue inútil el proceso, que no sirvió”.

Trascendió que sectores de MUD han manifestado su molestia por las constantes declaraciones de Capriles en contra del normal desarrollo del proceso de diálogo.

DF/GV

COMPARTIR