El expresidente de la Cámara baja de Brasil Eduardo Cunha fue detenido este miércoles en Brasilia por la policía, por su presunta implicación en la trama de corrupción en la estatal Petrobras, confirmaron fuentes oficiales.

Cunha, quien hace unas semanas fue despojado de su escaño, fue detenido por orden del juez Sergio Moro, quien investiga su presunta participación en la red de corrupción que operó en Petrobras, de la cual se sospecha que recibió unos cinco millones de dólares.

El exdiputado es dirigente del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), al que pertenece el presidente Michel Temer, quien está en el poder desde el pasado 31 de agosto, tras la destitución de la exmandataria Dilma Rousseff tras un proceso iniciado por el propio Cunha.

Cunha fue detenido en el barrio Asa Sul, uno de los más acomodados de la capital brasileña, en la que aún mantenía una residencia tras haber sido despojado de su escaño.

COMPARTIR