El gobernador del estado Anzoátegui, Nelson Moreno, informó a través de su cuenta oficial de Twitter que seis trabajadores de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), se encuentran detenidos y puestos a la orden de la fiscalía por su presunta vinculación en el robo de cabillas y material estratégico del programa habitacional instalado por el Gobierno Nacional.

Durante un operativo de seguridad realizado en el sector Alí Primera de Anaco, se lograron decomisar en flagrancia las 3.2 toneladas de cabillas de una gandola que se encontraba en poder de trabajadores de Construpatria, quienes presuntamente pretendían venderla por 72 millones de bolívares.

“Cada una de las cabillas la estaban expendiendo por un valor de 10 mil bolívares, cuando este material posee un valor regulado de 400 bolívares”, indicó Moreno. El gobernador resaltó que con dicha cantidad de material se puede ejecutar la construcción de 100 viviendas.

Precisó que entre las personas detenidas se encuentra Gabriela Carolina Carreño, coordinadora del centro de acopio de Anzoátegui III Anaco; Efraín Rojas Contreras, jefe de seguridad; Rubén Manuel Zambrano Freites, jefe de almacén.
Asimismo, mencionó a los obreros Jesús Obrián Llan Guacache, José Rafael Valor Betancourt y el despachador Eduard Alexis García.

La GMVV fue fundada en 2011 por el presidente Hugo Chávez y consiste en una misión de viviendas construidas para beneficiar a personas de escasos recursos, a quienes se les brinda la oportunidad de acceder a servicios básicos esenciales y a un hábitat digno.

Chávez creó ese programa luego de que intensas lluvias afectaran a varias zonas del país a finales de 2010. En esa época, casi 30 mil familias perdieron sus casas inestables y debieron asistir a refugios habilitados por el Estado.

En su quinto año de fundada, la Gran Misión Vivienda Venezuela ha construido más de un millón de hogares.

COMPARTIR