Este jueves el Tribunal Constitucional de Corea del Sur, ratificó por unanimidad la destitución de la presidenta del país, Park Geun-hye, decisión que ya había sido aprobada originalmente por el parlamento debido a sus vínculos con la trama de corrupción de la “Rasputina”.

Se pudo conocer, que con la destitución, Park, a la que fiscalía considera sospechosa en el caso, queda despojada de su inmunidad y Corea del Sur está obligada a celebrar elecciones presidenciales en un plazo inferior a 60 días.

COMPARTIR