Tras un segundo sobrevuelo e inspección terrestre en la zona que va desde San Diego de Cabrutica hasta el Condominio Industrial José Antonio Anzoátegui, Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) informó que la filtración de crudo ocasionada por la fisura del oleoducto fue controlada y no hay posibilidad alguna de que el hidrocarburo alcance el río Orinoco.

Tras el evento ocurrido el pasado miércoles 2 de noviembre en el tramo del oleoducto situado en la comunidad de Santa Clara, sur del nororiental y petrolero estado Anzoátegui, un equipo de la Dirección Ejecutiva de Ambiente de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez (mayor reserva petrolera global) solucionó la avería con el empleo de una grapa especial para atender este tipo de eventos, informó la empresa estatal en una nota de prensa.

De acuerdo con los más recientes reportes de especialistas del Plan de Contingencia, las últimas trazas de crudo fueron arrastradas por las lluvias al río Aribí. Sin embargo, están a más de 80 kilómetros del río Orinoco.

Cabe destacar que la magnitud del derrame anunciado por personeros del sector opositor es totalmente falsa, pues una fuga de esa intensidad solo sería posible si la industria abriera la producción de todos los campos petroleros de la zona, por un período de ocho horas.

ANÁLISIS

Llama la atención que voceros de la derecha nacional e internacional afirman constantemente que “Pdvsa no produce, pero contradictoriamente ahora hablan de un derrame de 50.000 o 100.000 barriles, datos que son completamente falsos”.

La Dirección Adjunta de Ambiente de la Faja procederá a recoger muestras de agua en diferentes puntos de los ríos Aribí y Pao para que sean analizadas en laboratorios avalados por el Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, a fin de conocer las condiciones físico-químicas del líquido y sedimentos de los ríos afectados.

Esta actividad de monitoreo se realiza para evaluar la calidad de las aguas y orientar las acciones de saneamiento, complementarias con la distribución de agua potable, que desde el primer día del incidente se ha realizado de forma oportuna en las comunidades ribereñas.

CO/

COMPARTIR